X

Transporte en Nueva York, Estados Unidos

New York Transporte

Cómo llegar

En avión: Tres aeropuertos prestan servicio en Nueva York: JFK, La Guardia y Newark. Se puede acceder fácilmente a ellos en autobuses que circulan con origen y destino en Grand Central Station y la terminal de Port Authority cada 20-30 minutos.

En tren: Todos los trenes de Amtrak (a escala nacional) salen de Pennsylvania Station en la 33, entre la séptima y la octava avenida. Los trenes Long Island Rail Road (Long Island y Nueva Jersey) operan desde esta estación, así como el tren Metroliner a Princeton, Nueva Jersey, Philadelphia y Washington DC.

La terminal de autobús Grand Central en la 42 y Park Ave da servicio a la línea Metro-North hacia Connecticut y otros barrios de la periferia de Nueva York.

En autobús: La mayoría de viajes de larga distancia tienen como origen y destino la terminal de autobús de Port Authority Terminal en la 41 y la 8ª avenida. Las dos mayores empresas de autobús que operan son Peter Pan y Greyhound.


Cómo desplazarse

A pie: Da igual las vueltas que le des, no te queda otra opción que coger algún tipo de transporte público durante tu estancia. Sin embargo, hay algunos puntos destacables de la ciudad que están a una distancia relativamente corta que puedes recorrer a pie. Por ejemplo, es fácil llegar al extremo sur de Central Park a pie desde Times Square.

En metro: Aunque el metro de Nueva York es sumamente útil en algunos tramos, no lo es tanto en otras estaciones. Los trenes tienen números y letras y comparten líneas con otros servicios que pueden hacer que sea un poco confuso. Otra pega es que cruzar la ciudad de un lado al otro en metro puede resultar todo un reto.

En autobús: La red de autobuses de Nueva York es muy fácil de utilizar. Todos los autobuses del distrito de Manhattan empiezan por M, todos los de Queens empiezan por Q, y así con todos.

En taxi: En el área de Manhattan, los taxis amarillos están por todos sitios. La tarifa inicial es de 2,50 $ y luego cada kilómetro cuesta 40 céntimos más. Si puedes, procura bajarte en la avenida en la que esté tu destino, ya que aunque pienses que estás cerca, ir de una avenida a otra puede ser largo y costoso.