Hostelworld.com
×
Tossa de Mar : of 1 Hostels available

1 Hostels y Albergues en Tossa de Mar, Cataluña, España

Disponible
  • ¿Cuándo quiere alojarse en Tossa de Mar?
  • Buscar disponibilidad & precios
  • Precio
  • Puntuación
  • Distancia
  • Nombre
LESS
Promedio de precio por noche - USD
cerrar
PUNTUACIÓN GENERAL DE LA PROPIEDAD
cerrar
cerrar
cerrar
  • Mostrar más Mostrar menos
cerrar
cerrar
Tienes filtros activos - Borrar todo
Le mostramos propiedades con una calificación de 7 o superior. Haz clic aquí para ver todo
Hostel

Mana Mana Hostel

Hostel
0.3km desde el centro - Mostrar en el mapa
8.8
Estupendo 353
  • Ubicación perfecta
  • Personal extraordinario
  • Limpieza fantástica
WiFi Gratis

Bienvenidos a Mahna Mahna Hostel!... más...

Continuar
Nos hay resultados. Por favor, cambie las fechas o refine los filtros.

Si tienes pensado ir a Tossa de Mar, te alegrará saber que es un destino perfecto para hacer una escapada desde Barcelona y rendirse ante los encantos de la Costa Brava. Al igual que en otros pueblos de la zona, como Pals o Begur, aquí podrás disfrutar de unas maravillosas vistas del mar Mediterráneo al mismo tiempo que descubres un hermoso patrimonio medieval. Un claro ejemplo es el recinto amurallado situado sobre un cerro al extremo de Platja Gran, la playa principal de Tossa. ¡Una imagen propia de una postal!

¿Estás buscando hostels en Tossa de Mar? Puedes alojarte en uno en pleno centro histórico, junto a la plaza de la iglesia de Sant Vicenç y a tan solo cinco minutos de la playa. Su ubicación privilegiada te permitirá aprovechar al máximo tu estancia. En este hostel de Tossa de Mar, como en otros, dispondrás de wifi gratis, ropa de cama e instalaciones de cocina. Además, hay una terraza al aire libre, ideal para conocer a nuevos compañeros de aventuras. ¿Te gusta andar en bicicleta? Alquila una en tu hostel en Tossa de Mar y explora los alrededores con total libertad.

Aparte de las playas, la principal atracción de Tossa es la Vila Vella, es decir, el casco antiguo. Recorre las callejuelas adoquinadas, sube a la muralla y admira las vistas increíbles del pueblo y la costa desde el faro. Date un paseo también por Sa Roqueta, el tradicional barrio de pescadores, en el que las fachadas de piedra se combinan con las paredes blancas. Y por supuesto, no te quedes sin ir a la zona comercial, repleta de tiendas de artesanía. Por el camino, siéntate en una terraza y prueba el simitomba, un plato a base de pescado fresco típico de la zona.

Lo más bonito de la Costa Brava son indudablemente las pequeñas calas que se reparten por todo el litoral: pequeños paraísos terrenales donde olvidarte del estrés y broncearte en plena naturaleza. Ente ellas se encuentran Cala Llevadó, Cala Futadera o Cala Pola. ¿Te apetece practicar esnórquel? ¡Las aguas cristalinas de esta región son idóneas! Si buscas un plan verdaderamente original, combina el buceo con la cata de vinos en Cavas Submarinas, la primera experiencia de submarinismo enológico de Europa.

El Aeropuerto Josep Tarradellas Barcelona-El Prat (a 118 kilómetros) y el Aeropuerto de Girona-Costa Brava (a 40 kilómetros) son los más cercanos. Tras aterrizar en cualquiera de ellos, puedes tomar un autobús directo a Tossa de Mar. Sin embargo, lo mejor es que alquiles un coche para poder explorar las calas y los pueblecitos de la comarca a tu ritmo. Una vez en la localidad, puedes ir en bicicleta, una forma de desplazarte práctica, económica y ecológica.

Hostels con mejor puntuación en Tossa de Mar

Tenemos 1 hostel en Tossa de Mar con una puntuación media de 8.8 basada en 72 reseñas 1 de propiedades 1 disponibles en Tossa de Mar

Sobre Tossa de Mar

Si tienes pensado ir a Tossa de Mar, te alegrará saber que es un destino perfecto para hacer una escapada desde Barcelona y rendirse ante los encantos de la Costa Brava. Al igual que en otros pueblos de la zona, como Pals o Begur, aquí podrás disfrutar de unas maravillosas vistas del mar Mediterráneo al mismo tiempo que descubres un hermoso patrimonio medieval. Un claro ejemplo es el recinto amurallado situado sobre un cerro al extremo de Platja Gran, la playa principal de Tossa. ¡Una imagen propia de una postal!

¿Estás buscando hostels en Tossa de Mar? Puedes alojarte en uno en pleno centro histórico, junto a la plaza de la iglesia de Sant Vicenç y a tan solo cinco minutos de la playa. Su ubicación privilegiada te permitirá aprovechar al máximo tu estancia. En este hostel de Tossa de Mar, como en otros, dispondrás de wifi gratis, ropa de cama e instalaciones de cocina. Además, hay una terraza al aire libre, ideal para conocer a nuevos compañeros de aventuras. ¿Te gusta andar en bicicleta? Alquila una en tu hostel en Tossa de Mar y explora los alrededores con total libertad.

Aparte de las playas, la principal atracción de Tossa es la Vila Vella, es decir, el casco antiguo. Recorre las callejuelas adoquinadas, sube a la muralla y admira las vistas increíbles del pueblo y la costa desde el faro. Date un paseo también por Sa Roqueta, el tradicional barrio de pescadores, en el que las fachadas de piedra se combinan con las paredes blancas. Y por supuesto, no te quedes sin ir a la zona comercial, repleta de tiendas de artesanía. Por el camino, siéntate en una terraza y prueba el simitomba, un plato a base de pescado fresco típico de la zona.

Lo más bonito de la Costa Brava son indudablemente las pequeñas calas que se reparten por todo el litoral: pequeños paraísos terrenales donde olvidarte del estrés y broncearte en plena naturaleza. Ente ellas se encuentran Cala Llevadó, Cala Futadera o Cala Pola. ¿Te apetece practicar esnórquel? ¡Las aguas cristalinas de esta región son idóneas! Si buscas un plan verdaderamente original, combina el buceo con la cata de vinos en Cavas Submarinas, la primera experiencia de submarinismo enológico de Europa.

El Aeropuerto Josep Tarradellas Barcelona-El Prat (a 118 kilómetros) y el Aeropuerto de Girona-Costa Brava (a 40 kilómetros) son los más cercanos. Tras aterrizar en cualquiera de ellos, puedes tomar un autobús directo a Tossa de Mar. Sin embargo, lo mejor es que alquiles un coche para poder explorar las calas y los pueblecitos de la comarca a tu ritmo. Una vez en la localidad, puedes ir en bicicleta, una forma de desplazarte práctica, económica y ecológica.