10 cosas que debes ver y hacer si viajas a Valencia

10 cosas que debes ver y hacer si viajas a Valencia

La ciudad del río Túria es conocida por sus Fallas, su insuperable clima y su deliciosa paella. Pero además, hay otras muchas cosas que ver y hacer en Valencia que tal vez no conocías y que te enseñarán la cara más auténtica de la ciudad. Si quieres aprovechar al máximo tu viaje, toma nota y vive estas 10 experiencias únicas.

1. Vive las Fallas y prepárate para muchos decibelios

Vive La Fallas en Valencia

Prepara tus cinco sentidos. Del 1 al 19 de marzo los valencianos viven su fiesta grande y ¡no te la puedes perder! Las Fallas son literalmente la bomba: diecinueve días de petardos, fuegos artificiales y muchos decibelios que comienzan el último domingo de febrero con la Cridá desde las Torres de Serranos, cuando el alcalde entrega a la fallera mayor las llaves de la ciudad. ¡A partir de ahí la fiesta está asegurada! Todos los días a las 14:00 horas la Mascletá nos recordará que estamos en Fallas, así que aprovecha y vete a ver los famosos Ninots antes de que ardan en la Nit de la Cremá. Uno de los momentos de máximo apogeo de las Fallas es la Nit del Foc, un espectáculo único que se celebra la noche del 18 al 19 de marzo y en el que se queman miles de kilogramos de pólvora durante más de 20 minutos. Así que si pensabas dormir tranquilamente en tu habitación, sentimos decirte que… ¡vas a querer estar toda la noche de verbena! Y por la mañana, no te olvides de probar el desayuno típico de estas fechas: los bunyols de carabassa. ¡Están deliciosos!

2. Sigue la ruta del street art valenciano

Arte callejero en Valencia

Un furgón policial sobre el que se lee la palabra “política” en vez de “policía”, persianas de locales comerciales con curiosos mensajes que sólo pueden descubrirse por la noche cuando todo ha cerrado, murales coloristas con cierto aire naif, un gran gato ardiendo en llamas… Valencia está llena de mensajes secretos e historias de artistas que han querido plasmar sus ideas y reivindicaciones. Algunos de ellos son especialmente conocidos, como Esik, el colectivo XLF, Hyuro o Escif, éste último conocido como el Banksy valenciano en los círculos del street art. Los murales están por todas partes, aunque muchos de ellos los encontrarás en la calle Pelayo cerca del Ayuntamiento y en la Plaza de la Merced.

3. Date un chapuzón en la playa de la Malvarrosa

¿Te apetece aparcar un rato la mochila? Si por algo es conocida la Comunidad Valenciana es por sus más de 300 días de sol al año y sus infinitas playas, como Gandía o El Saler. Pero en caso de que no puedas alejarte mucho de la capital, tenemos buenas noticias para ti. A pocos minutos del centro podrás darte un buen baño en la playa de la Malvarrosa, situada en el barrio del mismo nombre. Amplia y abierta, cuenta con una gran cantidad de servicios y más de un kilómetro y medio de fina arena por la que pasear o…¡simplemente tirarte a no hacer nada!

4. Disfruta del encanto decadente de su casco antiguo

Pasear por el casco antiguo de Valencia es adentrarse en un espacio de contrastes. Durante los años ochenta fue un lugar marginal donde el consumo de droga estaba a la orden del día, pero actualmente es un espacio histórico totalmente renovado que posee un encanto desconcertante para el que lo visita. Una mezcla de rincones decadentes, historia a raudales y locales a la última que harán que te enamores de uno de las cascos antiguos más grandes de España. Te recomiendo que comiences tu recorrido atravesando las Torres de Serranos y te maravilles con las fachadas de algunos edificios, como el Palacio del Marqués de Dos Aguas o la Lonja de la Seda. No dejes de entrar en la Catedral y visitar su Miguelete, o irte de copas por las callejuelas del Barrio del Carmen.

5. Pídete un Agua de Valencia en el Café Madrid

Y continuamos en el casco histórico de la ciudad, porque aquí se encuentra otro de esos lugares que no puede faltar en tu lista. Se trata del Café Madrid, un local de ambiente bohemio que es conocido precisamente porque en él se creó el cóctel más famoso de la capital: el Agua de Valencia. Esta refrescante bebida (que, por cierto, se debe servir muy fría) nació hace ya unos cuantos años, por allá en el año 1959. Su principal ingrediente y el que le da su color característico es el zumo de naranja natural (¡nada de zumo exprimido!) y a él se le añaden cava, ginebra y azúcar. Pero ten cuidado, ¡porque está tan bueno que te costará tomarte sólo uno!

6. Da un paseo en bici o barco por La Albufera (¡y pide una paella!)

Paseo por la Albufera en Valencia

Este parque natural es un lugar romántico donde los haya. Los árabes lo llamaban el “espejo del sol” a muy buen criterio y su bello paisaje inspiró a Blasco Ibáñez para escribir una de sus obras cumbre: Cañas y barro. Puedes llegar al parque de La Albufera cogiendo la línea 25 de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) de Valencia y una vez allí te recomiendo dar un paseo en barca o en bici al atardecer mientras pedaleas entre arrozales y aves de todo tipo.

Y después de un largo paseo, ¿qué mejor manera de recuperar energías que comiéndote una deliciosa paella? Ya que has llegado hasta aquí, aprovecha y acércate a El Palmar, una pedanía situada a orillas de La Albufera que es considerada por muchos como, nada más y nada menos, ¡la meca de este conocidísimo plato!

7. Tómate una horchata con fartons

Tomarse una horchata en Valencia

Y si es en verano, ¡que sea bien fría! Y es que no te puedes ir de Valencia sin probar la que es su bebida número uno: la horchata. Este líquido de color blanco obtenido de la chufa es tan antiguo como los egipcios, quienes originariamente lo trajeron hasta esta costa. Acuérdate de pedir tu horchata con unos cuantos fartons, un dulce típico valenciano que por su forma alargada y su textura ligera la acompañan a las mil maravillas. Puedes probarla en la mítica horchatería Santa Catalina, situada en la plaza del mismo nombre.

8. Siéntete muy pequeño caminando sobre Gulliver

Figura de Gulliver en Valencia

Éste es uno de mis rincones preferidos de la ciudad, tal vez porque todos los que lo visitan vuelven a sentirse niños por una vez. Si quieres vivir esta extraordinaria experiencia, acércate al parque ubicado sobre el antiguo cauce del río Turia, donde te encontrarás con la gigantesca figura de Gulliver. Esta escultura monumental no sólo hará que te sientas muy, muy pequeño, sino que además podrás recorrerla por sus interminables rampas, toboganes y escaleras como si fueras uno de los pequeños habitantes de Lilliput. ¡La entrada es totalmente gratuita!

9. Acércate a los barrios alternativos de Ruzafa y Benimaclet

Barrio alternativo de Ruzafa en Valencia

Son los barrios culturales de Valencia por antonomasia y conforman dos pequeños microcosmos dentro de la gran capital. Si bien es cierto que no destacan por sus monumentos, tanto Ruzafa como Benimaclet te encantarán por su autenticidad y rollo alternativo. Los dos fueron pueblos independientes que con los años pasaron a formar parte de Valencia, pero aún así han sabido mantener su personalidad. Ruzafa es considerado por muchos como el soho valenciano, el barrio de moda de la capital donde encontrarás una gran cantidad de galerías de arte, diseñadores, bares a la última y tiendas de ropa molona. Pero si lo que buscas es un ambiente universitario y de toda la vida, entonces tienes que ir a Benimaclet. Y es que la universidad está a dos pasos y eso se nota en su rica agenda cultural: conciertos, monólogos, locales de música alternativa, exposiciones independientes de nuevos artistas… ¿te animas a conocerlos?

10. Viaja al futuro en la Ciudad de la Artes y las Ciencias

No, no hemos adelantado el reloj ni has viajado en una máquina del tiempo. El futuro existe y está en Valencia, concretamente en la Ciudad de las Artes y las Ciencias. Acércate a l’Umbracle para tener una espectacular panorámica de todo este complejo diseñado por Santiago Calatrava y disfruta de las exposiciones artísticas de gran formato que se suelen instalar aquí, en el Paseo del Arte (¡y totalmente gratis!). Los otros espacios del complejo, como l’Hemisféric, el Museu de les ciències o l’Oceanográfic, el acuario más grande de Europa, merecen una visita aunque solo sea para contemplar su diseño arquitectónico. Aunque no han faltado voces que critiquen el derroche de fondos y algunos problemas estructurales, el lugar en sí es impresionante y vale la pena verlo.

Ahora sólo falta que escojas fecha para tu viaje a Valencia y descubras los encantos que esta ciudad tiene preparados para ti. Puedes encontrar tu habitación en la ciudad del Túria aquí.

¡Gracias a Emilio García, Antonio Marín Segovia, Kent Wang, Kaysse y a Núria por sus increíbles imágenes en Flickr!

Share The World!
INSTAGRAM
EMAIL
Facebook
Facebook
GOOGLE
GOOGLE
/blog/10-cosas-que-debes-ver-y-hacer-si-viajas-valencia/?lang=es
Youtube

Sobre el autor

Inspírate

3 Responses to “10 cosas que debes ver y hacer si viajas a Valencia”

  1. Interesante . Aprendo algo con cada web todos los días. Siempre es estimulante poder leer el contenido de otros escritores. Osaría usar algo de tu post en mi web, naturalmente pondré un enlace , si me lo permites. Gracias por compartir.

  2. Me encanta Valencia, donde ya he estado 3 veces. Y volvería otras tantas. Además de sus bellezas en paisajes y monumentos, es la amabilidad
    de sus gentes y su acogedora hospitalidad lo que la hacen irresistible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos marcados con un * son obligatorios. Los campos obligatorios están marcados con *

17 − 13 =

Aplicaciones de Hostelworld para móviles

Reserve sobre la marcha con las nuevas aplicaciones móviles de Hostelworld.

Download on App Store Download on Play Store

Busca y reserva desde cualquier sitio, más de 33.000 propiedades en más de 170 países.