9 razones por las que Rotterdam nos vuelve locos

9 razones por las que Rotterdam nos vuelve locos

Rotterdam tiene mucho que ofrecer. Desde una arquitectura moderna con aires psicodélicos, a una gastronomía increíble, una escena creativa extremadamente variada y un montón de hostels supercool. ¡De hecho todavía nos sorprende que muchos viajeros la pasen por alto en sus aventuras por Europa!

Eso sí, Rotterdam no es una de esas ciudades en las que puedas improvisar sobre la marcha. Si queremos disfrutarla al máximo es mejor saber lo que vamos a hacer. Un poco de planificación basta para que Rotterdam se convierta en una de nuestras ciudades favoritas. Y si todavía no te acabamos de convencer, aquí te damos 9 motivos por los que Rotterdam no te dejará indiferente…

1. Rotterdam está llena de peculiaridades y rarezas

weird things to do when visiting Rotterdam

Seguro que no hay muchas ciudades en el mundo que se atrevan a colocar en medio de la calle un Papá Noel gigante sujetando lo que parece ser un… ¿juguete sexual? Pues sí, en Rotterdam las cosas son así. Es una ciudad sin complejos ni prejuicios con la  mente abierta a todo tipo de expresiones.

Otra cosa bastante peculiar y muy chula que puedes hacer en Rotterdam es visitar su bosque flotante, una instalación sorprendente formada por un montón de olmos rectilíneos que flotan sobre boyas marinas. ¡Ah! Y si alguien sabe por qué en Rotterdam están obsesionados con pintar bebés espeluznantes por todas partes, ¡por favor, que nos deje un comentario!

2. Batidos de mil sabores, stroopwafels gigantes ¡y hasta un festival dedicado a la cheesecake!

Si estás buscando una buena excusa para aparcar la dieta, ¡en Rotterdam hay unas cuantas! En el Supermercado, por ejemplo, podrás escoger entre un montón de batidos y sabores; pásate por el Dudok a probar sus legendarias tartas de manzana, o por el Stroop Rotterdam para saborear sus stroopwafels gigantes recién salidos del horno. Los hay de muchos sabores distintos: caramelo salado, limón, bacon… Aunque quizás otra buena estrategia sea hacer coincidir tu viaje con el festival que todos los años se celebra en honor a la tarta de queso: el cheesecake festival. ¡Siempre puedes decir que ha sido todo pura coincidencia!

Y si después de tanto azúcar necesitas desintoxicarte un poco, puedes visitar el mercado ecológico Fenix Food Factory situado en una antigua fábrica; o acercarte hasta Bertmans y pedirte un delicioso brunch. En Ter Marsch and Co puedes probar las mejores hamburguesas de Rotterdam, y si estás buscando un buen restaurante vegetariano en Rotterdam, entonces tu lugar es el Spirit.

3. La marcha de Rotterdam hace que la de Amsterdam… ¡parezca aburrida!

En Rotterdam, la vida nocturna tiene un encanto diferente al de su famosa vecina Amsterdam. Es una ciudad menos turística, por lo que podrás relajarte a tope y disfrutar de una gran noche gastándote mucho menos.

Si lo que te gusta es dejarte llevar y sorprender, te recomendamos que  vayas a la Witte de Withstraat, donde encontrarás la mayor concentración de sitios para picar algo, clubes y bares cool por metro cuadrado (entre ellos el Cafe de Witte Aap, elegido mejor bar del mundo). Para algo un poco más fuera de lo común, están las fiestas que se celebran en el espacio creativo Roodkapje Rotterdam (¡son bastante flipantes!); y en verano, el Biergarten Rotterdam es uno de los mejores lugares en los que pasar el rato. El Bar es otro local con ambiente desenfadado que vale mucho la pena.

Uno de nuestros lugares favoritos a cualquier hora del día o de la noche es el Aloha Bar, un bar-restaurante instalado en la mejor azotea de toda la ciudad de Rotterdam. El local ha aprovechado las instalaciones y la fantásitca decoración del antiguo Tropicana, aprovechando unas vistas increíbes y ¡donde tienen su propio jardín, con abejitas y todo!

4. En Rotterdam siempre hay espacio para la creatividad

En los últimos años Rotterdam ha experimentado un boom de proyectos de renovación urbana que han dado una segunda vida a algunos rincones poco queridos de la ciudad, como el Zomerhofkwartier (también conocido como Zoho) o el Hofbogen District, situado bajo los arcos de una antigua línea de ferrocarril, hoy hogar del mítico jazz bar Bird, y donde podremos encontrar varios sitios donde comer bien.

Por otra parte, si lo que quieres es hacerte con alguna artesanía local o recuerdo vintage típico de Rotterdam, dirígete al Swan Market,un auténtico paraíso para los amantes de Instagram. También es muy recomendable el Groos Rotterdam para productos y diseños locales.

5. Déjate sorprender por la maravillosa arquitectura de Rotterdam

? Kevinplaisier84 & Canusen

Rotterdam fue prácticamente destruída en su totalidad durante la Segunda Guerra Mundial, pero la falta de edificios antiguos e históricos es suplida con innovación, creatividad y atrevimiento a raudales.

Entre las maravillas de la arquitectura que no te debes perder está el increíble techo abovedado del mercado Markthal Rotterdam; los pasajes amarillos del Luchtsingel fruto del crowdfunding local (¡y que quedaran preciosos en tu Instagram!); el magnífico puente de Erasmo también conocido como “The swan”; el Van Nellefabriek, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y posiblemente uno de los edificios más bonitos del mundo; la Sonneveld House, una sorprendente residencia que parece haber sido congelada en el tiempo; y las futuristas Cube Houses, que albergan actulmente el  Stayokay Rotterdam Cube Hostel.

6. Los adictos al café que vengan a Rotterdam se sentirán como en casa

Debería existir una palabra para el miedo a quedarse sin café durante los viajes (¡o al menos a no tomar un café decente!). Y es que para los que lo sufrimos, suele ser una de las primeras cosas que buscamos en Google antes de cualquier viaje.

Pues bien, los adictos al café no tienen por qué temer si van de viaje a Rotterdam, ya que hay una larga lista de coffee shops y cafeterías locales. Entre nuestros favoritos están Man met Bril Koffie, Hopper Coffee y el espléndido  Aloha Bar.

7. Rotterdam rebosa arte por todas partes

En Rotterdam, el arte urbano y las instalaciones artísticas de carácter público están por todos los rincones de la ciudad. Uno de los mejores lugares para contemplar su street art es alrededor de la Witte de Withstraat, donde encontrarás un montón de murales psicodélicos  y luces de neón. Incluso los más frikis pueden bajarse la aplicación Rewriters para hacer un tour guiado por casi 7 kilómetros de street art y obtener información adicional.

Los museos en Rotterdam también son geniales. Si por lo que sea sólo puedes visitar uno, asegúrate de que sea el Boijmans van Beuningen Museum, donde podrás encontrar una de las mejores colecciones de arte moderno de Europa con obras de Picasso, Dali, Renoir y Monet, entre otros, además de un fantástico jardín de esculturas. Si buscas algo más vanguardista tu mejor opción es el Witte de With; y para los amantes de la fotografía está el Nederlands Fotomuseum, donde pasarás una tarde genial.

8. Hay un montón de sitios para desconectar

El mejor parque de Rotterdam para desconectar en plena Naturaleza (o simplemente calmar tu resaca, ¡si ese es el caso!) es el Kralingse Bos, una gran zona verde que se extiende en torno a un pintoresco lago y donde encontrarás hasta un puesto de deliciosas tortitas. Y si te sientes con energía, puedes alquilar una bici y recorrer con ella los bellos canales de Rotterdam.

Para alejarnos un poco de la ciudad durante la tarde, podemos hacer una excursión de media hora en barco por los Kinderdijk, una zona que ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y donde encontraremos más molinos de los que podamos contar. ¡Una opción perfecta si queremos llevarnos  en la mochila un poco de la quintaesencia de Holanda!

9. Los hostels son muy, pero que muy cool

Ya hemos hablado del Stayokay Rotterdam Cube Hostel  situado en uno de los edifcios más icónicos de Rotterdam (y que, por cierto, no deja indiferente a nadie, ni por dentro ni por fuera). Pero además hay otras muchos alojamientos que te encantarán. Si estás buscando un lugar que te haga sentir como en casa, tu mejor opción es el Ani & Haakien Rotterdam. Tienen desayunos con tortitas, noches de cine y un diseño increible que harán que no te quieras ir. Para una atmósfera vintage, chic y relajada, alójate en el Hostel Room Rotterdam.

Por último, pero no por ello menos importante, está el ultra-cool King Kong Hostel situado en pleno corazón de la calle de moda de Rotterdam, la Witte de Withstraat. Se rumorea que este hostel  ha acogido recientemente a algunos huéspedes famosos, ¿te animas a averiguarlo?

¿Estás listo para enamorarte de Rotterdam? Haz click aquí para echar un vistazo a todos nuestros excelentes hostels en Rotterdam ????

¿Quieres darnos algún consejo sobre qué hacer en Rotterdam? Cuéntanoslo en los comentarios aquí ??

Share The World!
INSTAGRAM
EMAIL
Facebook
Facebook
GOOGLE
GOOGLE
/blog/9-razones-rotterdam/?lang=es
Youtube

Sobre el autor

Amy Dutton

Inspírate

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos marcados con un * son obligatorios. Los campos obligatorios están marcados con *

Aplicaciones de Hostelworld para móviles

Reserve sobre la marcha con las nuevas aplicaciones móviles de Hostelworld.

Download on App Store Download on Play Store

Busca y reserva desde cualquier sitio, más de 33.000 propiedades en más de 170 países.