Ansiedad viajera: cómo controlar un ataque de pánico en pleno viaje

Ansiedad viajera: cómo controlar un ataque de pánico en pleno viaje

Tus ojos no dejan de mirar el avión. Te duele un poco el pecho y notas que cada vez te cuesta más respirar. No estás seguro de si son imaginaciones tuyas o si realmente algo no va bien. Sentirse ansioso durante los viajes o sufrir un ataque de pánico mientras estás lejos de casa es una sensación horrible y angustiosa (que por desgracia conozco bastante bien) y que lamentablemente empeora al estar fuera de tu zona de confort. Mi primer ataque de pánico lo tuve en el aeropuerto: me iba de viaje a Sri Lanka y de repente me di cuenta de que no podía subirme al avión de ninguna manera (¡no quería estar encerrada en una lata voladora durante más de 12 horas!). Mi cuerpo empezó a tambalearse y empecé a sentir un intenso calor en mi rostro. Mis piernas dejaron de responder y en aquel entonces no tenía ni idea de lo que me estaba pasando. Finalmente reuní el suficiente coraje para decirle a la mujer que estaba en el mostrador que estaba muy asustada, y ella, muy amablemente, se lo comunicó a los azafatos del vuelo para que estuviesen al corriente de la situación. Durante el despegue se sentó a mi lado una mujer encantadora que me dio gratis un refresco y me mantuvo distraída hasta que el pánico se fue disipando.

Al viajar, mucha gente se pone nerviosa (y es algo que entra dentro de la normalidad), pero otros muchos sufren una ansiedad total a los viajes que se puede manifestar en forma de ataques de pánico e incluso, más a largo plazo, en una leve depresión. Estos obstáculos no son nada agradables mientras estás intentando disfrutar del viaje, pero afortunadamente a menudo se pueden atender y superar con tiempo y práctica… ¡así que manos a la obra!

Aprende a reconocer el pánico y la ansiedad

Lo primero que debes saber con respecto a la ansiedad “viajera” es que es muy importante aprender a identificar las primeras señales de alarma. Todos nos sentimos nerviosos de vez en cuando, pero a veces los receptores de nuestro cerebro no responden correctamente y los nervios se multiplican desembocando en un desequilibrio real o incluso entrando en pánico. Es como si tu cuerpo y mente sintiesen que estás ante un peligro real, cuando en realidad todo va bien a tu alrededor.

También es importante saber que no es lo mismo un ataque de ansiedad que un ataque de pánico. Los ataques de ansiedad normalmente son cortos y sus síntomas son menos fuertes, como que se te acelere el corazón o que empieces a respirar más deprisa. Normalmente pasan deprisa y el malestar es provocado por un factor externo. Sin embargo, en un ataque de pánico normalmente no hay una causa concreta y es mucho menos predecible. Se originan por un problema de salud mental y no son una respuesta “normal” al estrés. Puedes sentir dolor en el pecho, o una sensación de nausea o mareo, pero físicamente estar perfectamente bien. Si alguna vez has tenido un ataque así mientras volabas, viajabas o estabas lejos de casa, es probable que le hayas cogido miedo a los viajes, incluso si no hay ninguna conexión entre los ataques y el hecho de viajar.

La buena noticia es que, en ambos casos, los síntomas se pueden tratar y las reacciones se pueden controlar. Piensa que viajar es divertido, seguro y algo que puedes hacer tanto si sufres de ansiedad como si no. De hecho, dos maneras estupendas de hacer frente a ese “monstruo” de la ansiedad es preparándote muy bien para la experiencia y reconociendo tus propios niveles de confort.

travel anxiety - tense man and laptop

Planea tu viaje

¡Organización, organización y más organización! No hay nada peor que hacer la maleta al tuntún o perder un vuelo por culpa de tu querida ansiedad. Yo lo digo, pero reconozco que soy terrible a la hora de organizarme. Eso sí, siempre me siento mucho mejor cuando estoy preparada y tengo todo lo que necesito. Asegúrate de que llevas la ropa adecuada y que tienes todo a mano en tu mochila. Prepara copias de seguridad de tu documentación e incluso ten a mano un itinerario de viaje impreso. Si tomas medicación o cualquier otra cosa necesaria durante el viaje, llévate dosis de sobra y tenlas siempre a punto.

Cuando hayas acabado de hacer la maleta y estés listo para marchar, lo siguiente que debes hacer es practicar muy bien lo que harás si empiezas a entrar en pánico durante el viaje. Al primer síntoma de inseguridad, yo suelo decirle a mi compañero de avión: “oye, disculpa, soy algo propensa a entrar en pánico cuando vuelo. ¿Te importa que charlemos un rato para distraerme un poco? ¡Te lo agradezco!”. También puedes aprender algunas técnicas de relajación para calmar cuerpo y mente, y/o repetir un mantra que te ayude a darte cuenta de que el pánico no es real y que acabará pasando. Otra cosa que a mí también me ayuda mucho es tener una idea de lo que voy a decir a un transeúnte o incluso a un médico en caso de necesitar algún tipo de ayuda.

travel anxiety - medication

Durante el viaje

Aunque la mayor parte de los viajes suelen ser fruto de la espontaneidad, es bueno tener alguna pequeña rutina que mantenga tu mente despejada. Si te gusta empezar el día desayunando, intenta buscar siempre un momento para disfrutar de un delicioso tentempié a la misma hora todos los días. Si te gusta hacer ejercicio o yoga, trata de sacar 30 minutos de ejercicio cada mañana o tarde y no planees nada más durante ese rato. Si sabes que vas a echar de menos a tus seres queridos mientras estás fuera, organízate para estar en contacto de forma habitual con tu familia y amigos y así seguir al día de lo que pasa lejos. Si sabes que tu salud mental mejora cuando te relacionas con los demás, entonces no dejes de conocer a otras personas durante el viaje e incluso apúntate a tours con otros viajeros para conocer a otras personas que viajan como tú.

¡Échale un vistazo a nuestros consejos para mantenerse sano y en forma durante un viaje!

travel anxiety - hot air balloon over lake

Después del viaje

Sé que suena un poco pesimista, pero la rutina que te espera después de una gran aventura puede convertirse en una trampa que te impida seguir adelante con tu vida. Creo que es esencial (y sobre todo, si viajas a menudo) darte un respiro tras todas las emociones vividas durante tu viaje. Si tienes la posibilidad de tomarte un día más antes de volver al trabajo, o incluso medio, hazlo. Hasta los más mentalmente fuertes pueden venirse abajo después de un viaje y sentirse desanimados porque todo haya acabado.

Se consciente de ello y prepárate para tu regreso planeando cosas divertidas que hacer a la vuelta (o mejor todavía, ¡ten ya otro viaje reservado!).

travel anxiety - plan the next trip - girl with laptop

Cuídate de la mejor manera

¿No sería genial que con un baño de burbujas te pudieras deshacer de todas las preocupaciones y nervios que tienes cuando viajas? Hacerte las uñas o pegarte un atracón de series de televisión puede ser divertido, pero no es la mejor manera de cuidarse o aliviar la ansiedad que produce un viaje. Todos estos consejos redundan en lo mismo: en cuidar de uno mismo (y no me refiero a seguir unos cuantos consejos de Pinterest, sino a cuidarse de una manera real). Mantener el contacto con tus seres queridos de forma habitual, mantener tu cuerpo sano con buena comida y darte tiempo para reflexionar y volver a centrarte son aspectos imprescindibles para una buena salud mental. Preocuparte por tu aspecto, tu nutrición y tus relaciones es la clave, tanto en los viajes como en cualquier otra situación. Si sientes que te desvaneces o no te sientes bien, pide ayuda. O mejor aún: habla con otros viajeros. A lo mejor ellos también se han sentido alguna vez como tú y pueden ayudarte a salir adelante.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Sigue leyendo!

👉 Alerta postureo: ¿los millennials viajamos solo para tomar fotos?

👉 Los gifs no mienten: 5 tipos de mochileros que seguro que conoces

👉 Cómo enamorarte de tu ciudad con ojos de viajero

Sobre la autora

Eileen Cotter Wright es una viajera por el mundo que se define a sí misma como un auténtico desastre. A pesar de ello, le encanta vivir nuevas experiencias y se ha propuesto como reto explorar más de 30 países y más de 100 destinos. La puedes encontrar en el blog de viajes en grupo Pure Wander y en Instagram @CrookedFlight.

Share The World!
INSTAGRAM
EMAIL
Facebook
Facebook
GOOGLE
GOOGLE
/blog/como-controlar-un-ataque-de-panico-en-pleno-viaje/?lang=es
Youtube

Sobre el autor

Mariona Valencia

Queen of fancy cocktails and anything with jalapeños 🔥

Inspírate

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos marcados con un * son obligatorios. Los campos obligatorios están marcados con *

Aplicaciones de Hostelworld para móviles

Reserve sobre la marcha con las nuevas aplicaciones móviles de Hostelworld.

Download on App Store Download on Play Store

Busca y reserva desde cualquier sitio, más de 33.000 propiedades en más de 170 países.