Guía de ciudad Dublín

Guía de ciudad Dublín

Inicio
Acerca De
Dónde Comer
Transporte
Qué Ver
Ocio
Información General
Itinerarios

Guía de ciudad Dublín, Irlanda

1_dublinpop3

Cuna de numerosos músicos, escritores y cantantes famosos, Dublín es la ciudad perfecta para tomarse un respiro en cualquier momento del año. Tiene de todo y para todos. Si lo que buscas es cultura, la oferta de museos es muy amplia; si lo tuyo son los parajes inolvidables, puedes disfrutar de un paseo por el parque urbano más grande del mundo, y si quieres fiesta, te encantará su legendaria vida nocturna en Temple Bar.

Acerca De Dublín, Irlanda

Cuna de numerosos músicos, escritores y cantantes famosos, Dublín es la ciudad perfecta para tomarse un respiro en cualquier momento del año. Tiene de todo y para todos. Si lo que buscas es cultura, la oferta de museos es muy amplia; si lo tuyo son los parajes inolvidables, puedes disfrutar de un paseo por el parque urbano más grande del mundo, y si quieres fiesta, te encantará su legendaria vida nocturna en Temple Bar.

Dublín es una ciudad con encanto, con gente acogedora y una cultura relajada. También es una ciudad de ambiente juvenil. Aproximadamente la mitad del millón y medio de habitantes del Gran Área de Dublín (GDA, Greater Dublin) tienen menos de 25 años. Esta cifra no para de crecer debido al prestigio de su Trinity College y al número casi desorbitado de academias de inglés y otros idiomas que hay repartidas por toda la ciudad. Así que si buscas ambiente universitario o mejorar tuHello y How are you?, Dublín es la ciudad indicada. Eso sí, ten en cuenta que el acento irlandés puede ser un verdadero reto.

Y para encontrar tu alojamiento ideal, no dudes en descargar nuestra app para móvil y tableta (disponible para iPhone, Android y iPad).

3_landingpageimage_1766

Un poco de historia

En origen, Dublín fue un asentamiento comercial poco poblado fundado por los vikingos bajo el nombre de Dubh Linn (Laguna negra). Pronto se unió a un asentamiento celta denominado Baile Átha Cliath (Asentamiento del vado de cañizo), que sigue siendo hoy en día el nombre de la ciudad en gaélico, el segundo idioma oficial de Dublín. Debido a que gran parte de la ciudad original fue construida en madera, las únicas edificaciones anteriores al siglo XVII que han sobrevivido el paso de los siglos son las dos catedrales de Dublín, la Christ Church y la Catedral de San Patricio, además de una parte del castillo y varias iglesias más pequeñas.

La organización de la ciudad data del período georgiano, cuando la alta burguesía anglo-irlandesa empezó a invertir sus rentas en nuevas casas unifamiliares, por lo que en el centro histórico verás muchas fachadas ilustres y prácticamente ningún gran edificio moderno.

Hoy en día, Dublín es la capital política, económica e industrial de Irlanda. Es la ciudad más grande de la isla esmeralda pero, aún así, es bastante accesible y en un par de días puedes visitarla casi entera y empaparte de su energía y su ambiente cosmopolita.

Dónde Comer en Dublín, Irlanda

Desde hacia varios años, salir a comer en Dublín se ha convertido en un asunto mucho más internacional de lo que te puedas imaginar. Antes, como muchas otras capitales, estaba repleta de restaurantes italianos. Sin embargo, ahora encontrarás infinidad de restaurantes indios, japoneses, mexicanos o tailandeses. Esto se debe a la casi repentina llegada de inmigrantes a la capital irlandesa.

Acompáñalo de una Guiness

La mayor concentración de restaurantes se encuentra en las calles adoquinadas de Temple Bar, el barrio más popular y turístico de Dublín. Aún así, en Temple Bar no esperes encontrar ninguna ganga, ya que los precios suele ser elevados precisamente por la afluencia de turistas. En muchos pubs suelen servir comida y bebidas, por lo que no tendrás problema para llenar el estómago acompañado de la típica pinta de Guinesss y escuchando música en directo.

En cambio, si te vas a Georges Street, al sur del río Liffey o Clarendon Street podrás encontrar la selección de restaurantes más tradicionales y donde se suelen reunir los propios dublineses, mientras que Parliament Street, no muy lejos de allí, y Chatham Street, una calle perpendicular a la famosa Grafton Street, tienen más restaurantes italianos y de otras nacionalidades.

La calidad de la comida en general no es gran cosa, aunque los platos suelen ser bastante contundentes. El plato estrella es la hamburguesa ya que prácticamente hay un establecimiento de hamburguesas en cada esquina. Sin embargo, éstas hamburguesas no tienen ni punto de comparación con los clásicos McDonald’s y Burguer Kings… ¡las hamburguesas de carne de beefirlandesa son un auténtico privilegio para el paladar! No te puedes ir sin probar una.

El plato tradicional es el Irish stew, un estofado a base de carne de cordero y patatas, perfecto para los días de frío. También puedes encontrar ricos estofados con salsa de Guiness, otra exquisitez no apta para dietas ligeras.

A quien madruga, Dios le ayuda

Si crees que comer o cenar en un restaurante no es apto para tu bolsillo de mochilero, en Dublín puedes hacer una excepción si eres vas al restaurante fuera de la hora punta. Eso es lo que significan los carteles de ‘Early bird specials’ que verás en muchos restaurantes. Por ejemplo, si cenas entre las 17.00 y las 20.00 puedes encontrar menús de cuatro platos por 12-15 euros.

Transporte en Dublín, Irlanda

Cómo llegar:

En avión: El aeropuerto de Dublín se encuentra a algo menos de 10 kilómetros al norte del centro de la ciudad. Hay vuelos directos hasta este aeropuerto desde la mayoría de ciudades europeas y desde numerosas ciudades americanas.

La forma más eficaz de llegar desde el aeropuerto al centro de la ciudad es utilizar el servicio de autobuses azules Aircoach. Salen cada 15 minutos desde fuera de la terminal de llegadas y pasan por O’Connell Street (la calle principal de Dublín) y por otras partes del centro hasta terminar su recorrido en los barrios del sur. El precio del billete de ida es de 8 €, mientras que el de ida y vuelta cuesta 14 €.

Una forma más barata de llegar a la ciudad es mediante el servicio de autobús de Dublín. El número 16A sale desde fuera de la terminal de llegadas y un billete sencillo hasta el centro de la ciudad cuesta aproximadamente 1,45 €. Estos servicios de autobús son servicios normales de la ciudad y no ofrecen servicio específicamente para el aeropuerto, por lo que el viaje puede durar hasta una hora cuando el tráfico está complicado.

Un taxi desde el aeropuerto hasta el centro de la ciudad puede costarte unos 30 €

En ferry: Los ferris llegan a Dun Laoghaire, o al puerto de Dublín, que se encuentra a algo menos de 10 kilómetros de la ciudad. La empresa Irish Ferries hace el recorrido entre Holyhead, en Gales, y el puerto de Dublín, que se conecta con el centro de la ciudad con el autobús número 53 y la red de cercanías DART (Dublin Area Rapid Transport, transporte rápido del área de Dublín). Un DART al centro de la ciudad tarda aproximadamente veinte minutos, mientras que el autobús tarda algo más. La compañía Stena Sealink también ofrece servicio hasta el puerto de Dublín, por lo que para llegar a la ciudad puedes utilizar los mismos servicios.

En tren: Si viajas en tren desde cualquier otro punto de Irlanda, llegarás a Heuston o a Connolly Station. La línea de autobús 90 presta servicio entre el centro de la ciudad y ambas estaciones de tren. Connolly se encuentra en zona urbana del norte, mientras que Heuston está más alejada del centro de la ciudad. Fuera de ambas estaciones puedes encontrar paradas de taxi y el tranvía (LUAS) también conecta ambas estaciones.

En autobús: Si viajas a Dublín en autobús llegarás a Busaras, la principal terminal de autobuses. Se encuentra en el corazón del centro de la ciudad.

Cómo desplazarse

A pie: Es fácil explorar Dublín andando y como es relativamente llano, no te exigirá demasiado esfuerzo. La calle principal de la zona norte es O’Connell Street, la calle más ancha de Europa. Desde allí a St Stephen’s Green, al final de la calle Grafton Street, el corazón de la parte sur del centro de la ciudad, no te llevará más de 15 minutos.

En autobús: Los autobuses de dos pisos de Dublín dan servicio a prácticamente todas las áreas de la ciudad y circulan entre las 6.00 y las 23.30. Tiene un precio razonable y, aunque los fines de semana el servicio es reducido, siempre hay autobuses circulando con regularidad.

En DART: Este servicio de tren, con la excepción de tres estaciones del centro de la ciudad, Pearse, Tara y Connolly, se utiliza principalmente para viajar por los barrios de la costa al norte y al sur de Dublín. Los destinos a los que presta servicio el DART son limitados, pero es mucho más rápido que el autobús.

En Luas: La red de tranvía de Dublín, Luas, es el modo de transporte público más actual de la ciudad. Existen dos líneas: La roja y la verde. La línea roja presta servicio a la parte occidental de la ciudad, mientras que la línea verde une los barrios del sur con el centro de la ciudad. Las principales estaciones de tren y de autobús de la ciudad también cuentan con paradas del Luas.

En taxi: Por el día, coger un taxi es realmente sencillo, pero por la noche puede convertirse en una misión imposible. Los taxis tienen todos un indicador amarillo en la parte superior del coche y todos llevan taxímetro.

Qué Ver en Dublín, Irlanda

Aunque Dublín no cuenta con una atracción central como ocurre con París y su Torre Eiffel o Roma y su Coliseo, la capital irlandesa tiene muchos atractivos turísticos repartidos a ambos lados del río Liffey.

Dublín al norte y sur del Liffey

En el lado sur se encuentra el famoso Temple Bar y la calle Grafton Street, la principal vía comercial de Irlanda. Al final de Grafton Street está la estatua de Molly Malone, famosa protagonista de una canción que cantaba sus andanzas como tendera y posiblemente señorita de compañía. También en la zona sur podrás encontrar la mayor parte de los museos como el Museo de Cera o el Museo de Historia Natural, los parques urbanos como St Stephens Green y Merrion Square y las dos catedrales, la Catedral de San Patricio y la Christ Church. En el lado suroeste está Dublinia, el Dublín medieval, y otras atracciones como la Fábrica de Guiness.

La parte norte de la ciudad también cuenta con lugares de interés, calles comerciales y museos, aunque el ambiente es mucho más variopinto que en la parte sur. Aquí se encuentra O’Connell Street, la principal arteria de la ciudad. Si coges un autobús en cualquier punto de Dublín seguro que para en O’Connell. Perpendicular a O’Connell se encuentra Henry Street, la segunda calle comercial de la ciudad. En sus calles adyacentes encontrarás un ambiente muy animado y pintoresco, como el mercadillo de Moore Street, con puestos de fruta y verdura, tiendas de reparación de aparatos electrónicos, comida étnica o peluquerías que venden extensiones de pelo de todos los colores. Sin duda, un espectáculo digno de presenciar.

Al noroeste de la ciudad encontrarás el famosos Phoenix Park, el parque urbano más grande de Europa y uno de los más grandes del mundo.

El encanto de los pueblos costeros

Si quieres conocer algo más que el centro de Dublín lo mejor que puedes hacer es coger un DART (tren de cercanías) hacia el norte e ir a Malahide y Howth, dos de las localidades costeras más atractivas de los alrededores de Dublín. En Malahide puedes visitar su precioso castillo del siglo XI, mientras que la península de Howth es famosa por sus rutas de senderismo que dan la vuelta a la pequeña península descubriendo unas vistas inigualables de la bahía de Dublín.

Si coges otro DART en sentido contrario, hacia el sur de Dublín, podrás descubrir otros pueblos encantadores como Dun Laoghaire y Dalkey, en éste último se encuentra la residencia del cantante Bono de U2.

Ocio en Dublín, Irlanda

Una vez un amigo me dijo: “A los italianos se les da bien la cocina y por eso hay restaurantes italianos en todos sitios. A los irlandeses se les da bien beber y por eso hay pubs irlandeses en todos sitios”. Tenía razón. Dublín está plagada de pubs y su vida nocturna no tiene parangón en toda Europa.

Igual que ocurre con los restaurantes, la mayor parte de los pubs de Dublín están situados en Temple Bar, aunque esta parte de la ciudad está prácticamente copada por turistas durante todo el año. Las noches de los fines de semana pueden resultar especialmente bulliciosas por los grupos de despedidas de soltero y soltera que van “dando la nota” disfrazados de cualquier cosa “chorra” pero divertida que se te pase por la mente. En los pubs de Temple Bar encontrarás música en directo todas las noches y el mejor ambiente internacional.

En cambio, si lo que buscas es salir por donde salen los irlandeses, puedes ir a Georges Street, al sur de Temple Bar, donde están algunos de los mejores bares de la ciudad. A dos calles de ahí se encuentra South Wiliam Street, también con buen ambiente local. Wexford Street y Baggot Street son otras dos calles de Dublín famosas por la variada selección de bares que albergan.

Si quieres tener una lista actualizada de los eventos que se mueven en Dublín, hazte con una publicación gratuita de periodicidad quincenal llamada ‘The Event Guide’, que puedes coger en Tower Records, en Wicklow Street.

Si quieres tener listas actualizadas de lo que se mueve en Dublín, hazte con una copia de una publicación gratuita de periodicidad quincenal llamada ‘The Event Guide’, que puedes coger en Tower Records, en Wicklow Street.

Requisitos de visado
Los ciudadanos estadounidenses, australianos, neozelandeses y de países de la UE no requieren visado para entrar en Irlanda si tienen pensado permanecer en el país menos de 90 días. Aquellos que tengan pensado permanecer más tiempo, deben solicitar un permiso del Departamento de Justicia, Igualdad y Reforma dentro de los primeros 90 días tras su llegada. Si un miembro de tu familia directa es ciudadano irlandés, la limitación de 90 días se amplía automáticamente, aunque sigue siendo necesario presentar una solicitud formal.

Los ciudadanos de países de la UE que vayan a Irlanda a trabajar, no necesitan un visado de trabajo para poder empezar a trabajar. Los miembros de otras naciones deben ponerse en contacto con la embajada de Irlanda de su país para obtener información sobre la adquisición de un visado de trabajo.

Divisa
La divisa utilizada en Irlanda es el Euro, que se divide en 100 céntimos. Existen billetes de 100 €, 50 €, 20 €, 10 € y 5 €, mientras que las monedas en curso son de 2 €, 1 €, 50 céntimos, 20 céntimos, 10 céntimos, 5 céntimos, 2 céntimos y 1 céntimo.

Idioma
Según el estado, el primer idioma oficial de Irlanda es el gaélico, conocido coloquialmente como irlandés. Pese a ello, el inglés es el idioma que más se habla en la capital y segundo idioma oficial.

Clima
Es sumamente difícil generalizar cuando se trata del clima irlandés, ya que incluso los profesionales encargados de realizar las previsiones se equivocan casi siempre. Lo que se puede afirmar sin duda es que el país tiene la climatología más cambiante que jamás encontrarás. Soleado un segundo, lluvia torrencial al segundo siguiente o ventisca en una zona; nunca sabes qué esperar. En Dublín puedes experimentar las cuatro estaciones en un sólo día.

No obstante, generalizando mucho, los meses más fríos son enero y febrero, que traen heladas por todo el país y alguna que otra nevada. Aunque no es frecuente que nieve en Irlanda, cuando lo hace, la ciudad literalmente se paraliza. Los meses más cálidos son julio y agosto, pero en ningún caso puede decirse que sean calurosos. La temperatura media oscila entre los 16 y los 20 grados, aunque los últimos veranos se han sobrepasado con creces los 20 grados.

Asistencia médica
Los visitantes de los países de la UE tienen derecho a asistencia médica según el acuerdo de asistencia médica recíproca de la UE. Antes de viajar debes recoger un formulario E111 en la oficina de la seguridad social de tu ciudad. Compruebe que el doctor o el dentista que utilice está registrado en la Secretaría de Sanidad Irlandesa (Irish Health Board) e infórmele de que quiere recibir asistencia en el marco de las disposiciones de la seguridad social de la UE. En caso de emergencia, los visitantes pueden telefonear, o ir directamente al servicio de urgencias de los principales hospitales.

Zona horaria
Hora del Meridiano de Greenwich (GMT, Greenwich Mean Time).

Horarios de apertura
Las tiendas generalmente abren de 9.00 a 18.00, de lunes a sábado y los jueves abierto hasta las 20.00. En el centro de la ciudad, muchas de las tiendas de Henry Street, Grafton Street y de los centros comerciales abren los domingos desde mediodía hasta las 18.00.

El horario de oficina es de 9.00 a 17.00/17.30, normalmente con una hora para almorzar en algún momento entre las 12.00 y las 14.00.

Oficinas de turismo
La principal oficina de turismo de Dublín está situada en Wicklow Street, en el centro de la ciudad. Anterior sede de una iglesia, no puedes perderte este edificio a tan solo dos minutos de Grafton Street. Aquí deberías poder encontrar información relativa a cualquier parte del país a la que quieras viajar.

Impuestos
En Irlanda el impuesto sobre el valor añadido (IVA) oscila entre el 0% en los alimentos y el 17% en restaurantes al 21% en determinados bienes como la ropa y los equipos eléctricos. Para los residentes fuera de la UE, no obstante, la buena noticia es que pueden solicitar que se les devuelvan los impuestos por cualquier artículo por el que hayan pagado más de 250 €. Esto sólo es aplicable en las tiendas que tengan el distintivo “Cashback”, por lo que si no lo ve, no merece la pena preguntar. Para beneficiarte de la devolución, tienes que solicitar un cheque para la devolución de impuestos (Tax-Free Shopping) al comprar el artículo. Cuando abandones el país, debes mostrar a los agentes de aduanas tanto el artículo que hayas comprado como el cheque. Las autoridades lo validarán y podrás cobrar el cheque en cualquiera de los mostradores con el logotipo Tax-Free (libre de impuestos) y el símbolo Cash Refund (devolución de efectivo). En algunos casos, puede que recitas el reembolso por correo postal y puede tardar entre seis y ocho semanas en llegarte. Los reembolsos sólo se aplican a artículos comprados en el país dentro de los tres meses posteriores a la compra.

Cambio de divisas
El mejor sitio para cambiar efectivo o cheques de viaje es el banco. Los bancos abren de 10.00 a 16.00, de lunes a viernes y hasta las 17.00 los jueves.

Si vas al área rural, es buena idea cambiar el efectivo en la ciudad antes de ir. El otro sitio en el que puedes cambiar efectivo o cheques de viaje son las oficinas de turismo más grandes.

También es posible utilizar las principales tarjetas de crédito y si dispones del PIN, puedes utilizarlas para conseguir anticipos de efectivo en cajeros automáticos y bancos. También puedes utilizar tarjetas bancarias habituales que sean miembros de las redes internacionales de mayor relevancia, como Plus, Cirrus y Link en cajeros que incluyan el símbolo.

Electricidad
La corriente eléctrica es estándar: 220-240 v de CA.

Teléfonos
El código del país para Irlanda es 353 y el código de área para Dublín es 01. Por tanto, para llamar desde el extranjero, es necesario marcar el código de acceso internacional del país, seguido de 353 y del número local.

El mismo procedimiento es aplicable cuando se realizan llamadas internacionales desde dentro del país, omitiendo el cero del código de área local al marcar.

Si quieres realizar alguna consulta sobre números de teléfono, marca el 11811 para números dentro de Irlanda y el 11818 para números internacionales. Para realizar llamadas con ayuda de un operador, marca 10 para Irlanda o el Reino Unido y 114 para el resto de países.

Por todo Dublín hay numerosos teléfonos públicos. La mayoría de teléfonos públicos aceptan tanto monedas como tarjetas de prepago. Se venden tarjetas por valor de 10, 20, 50 y 100 unidades y se compran en telecentros, oficinas de correos y tiendas con el distintivo Callcard. Para aquellos que vayan a realizar la mayoría de llamadas al extranjero, las tarjetas de llamadas de prepago son muy populares y muy rentables. Se pueden utilizar en cualquier tipo de teléfono, están disponibles en todos los quioscos de prensa y tiendas de autoservicio, y son realmente rentables para realizar llamadas internacionales. Sin embargo, merece la pena comparar precios, ya que las hay de muchos tipos y lo que obtienes a cambio de tu dinero varía de forma sustancial de una compañía telefónica a otra.

Oficina de correos
An Post es responsable del sistema de correos en Irlanda y la oficina principal es la Oficina Postal General (General Post Office, o GPO), situada en O’Connell Street. Existen muchas otras oficinas en el centro de la ciudad, así como repartidas por los barrios de la periferia. Son muy fáciles de reconocer gracias a signos verdes de marca registrada y normalmente están situados en una zona razonablemente destacada. Las oficinas de correos abren entre las 9.00 y las 17.30 de lunes a sábados, aunque algunas cierran los sábados por la tarde. Por cierto, todos los buzones de correos también están pintados en verde y muestran los horarios de recogida claramente.

Propinas
Muy pocos restaurantes y hoteles de Irlanda incluyen ahora un cargo por servicio de entre el 10 y el 15% en la factura y, cuando es el caso, no debes sentirte obligado a dejar propina. Si aún así consideras que el servicio lo merece, es suficiente con una propina del 5%. En los casos en que no se incluye el cargo por servicio, una propina de entre el 10 y el 15% es adecuada. Sin embargo, ten en cuenta que dejar una propina no es obligatorio y que depende totalmente de lo que tú decidas.

Días festivos oficiales
Merece la pena conocer los días festivos oficiales antes de llegar, ya que las empresas, los bancos y las tiendas normalmente cierran todo el día.

En Irlanda son el día de Año Nuevo (1 de enero), el Día de San Patricio (17 de marzo), Semana Santa (marzo/abril), el primer lunes de mayo, junio y agosto y el último lunes de octubre (todos festivos o ‘Bank Holiday’), el día de Navidad (25 de diciembre) y el St. Stephens Day (26 de diciembre).

Share The World!
INSTAGRAM
EMAIL
Facebook
Facebook
GOOGLE
GOOGLE
/blog/dublin-guia-de/?lang=es
Youtube

Sobre el autor

Inspírate

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos marcados con un * son obligatorios. Los campos obligatorios están marcados con *

Aplicaciones de Hostelworld para móviles

Reserve sobre la marcha con las nuevas aplicaciones móviles de Hostelworld.

Download on App Store Download on Play Store

Busca y reserva desde cualquier sitio, más de 33.000 propiedades en más de 170 países.