Guía de Argentina: de las ciudades al fin del mundo

Guía de Argentina: de las ciudades al fin del mundo

Argentina es la tierra del mate y del asado, del gaucho y del porteño, del tango y de la chacarera. De los glaciares milenarios en Patagonia, de la amplitud de las pampas, del vigor de las aguas de Iguazú, del sinfín de viñedos en Mendoza, de la cosmopolita y siempre cautivante  ciudad de Buenos Aires.

En esta guía podrás encontrar toda la información práctica e indispensable para organizar tu viaje y los mejores destinos para explorar en el país.

Información útil

Destinos principales

Información útil

Moneda

La moneda local es el peso argentino (ARS), disponible en billetes de 5, 10, 20, 50, 100, 200, 500 y 1000 pesos y en monedas de 5, 10, 25 céntimos y 1, 2 y 5 pesos. En la capital, los billetes suelen estar en buenas condiciones, pero en el interior el estado de estos es lamentable – hay que manejarlos con cuidado a fin de que no se rasguen.

En Argentina es recomendable tener siempre efectivo para pagar las cuentas. Aunque la ley obliga a todos los establecimientos a aceptar crédito y débito, a la práctica no es así. Además, es una práctica común que se cobre un costo extra – de 10 a 20% – para pagos efectuados con tarjeta. En muchos casos se pide que se presente un documento de identificación para pagos con crédito, ¡así que no te olvides de llevar pasaporte o carné de identidad siempre contigo!

Es fácil encontrar cajeros automáticos (ATM) a lo largo del país, pero en ciudades pequeñas y turísticas (en la Patagonia, por ejemplo) es común que no tenga plata.

Cambio

Este es siempre un tema polémico en Argentina.

Históricamente, la inestabilidad de la economía y la desconfianza sobre la moneda local ha generado que los argentinos opten por guardar sus ahorros en dólar. Un ejemplo de eso es que las inmobiliarias anuncian el precio de los inmuebles en divisa americana.

La política económica de la expresidenta Cristina Kirchner intentó cambiar este hecho imponiendo el control cambiario, pero las medidas no solo fueron inútiles sino que generaron nuevas cotizaciones extraoficiales en Argentina: dólar blue, dólar turista, dólar bolsa… ¡Imagínate el lío!

El actual presidente, Macri, liberó la compra y venta del dólar con el objetivo de acabar con el mercado paralelo. Pero la economía sigue inestable y el cambio extraoficial todavía es fuerte, aunque con una diferencia en relación al oficial. En una caminata por las calles Lavalle o Florida, en Buenos Aires, se pueden ver los “arbolitos” (como se llaman a los cambiadores “independientes”), que ofrecen un cambio más favorable comparado con las casas oficiales.

Cambiar plata con los “arbolitos”, aunque extremadamente común, es ilegal y tiene sus riesgos. Pero cuando viví en Buenos Aires, yo cambiaba dinero regularmente en una galería en Florida, frente a la tienda Zara, y nunca tuve problemas de billetes falsos. Si tienes dudas, no te arriesgues. Cambia el dinero en una de las agencias del Banco de la Nación en los aeropuertos Ezeiza o Aeroparque, o en las casas de cambio de la Calle Sarmiento, como la Maguitur (red presente en todo el país) y la Multifinanzas. Atención, estas casas funcionan apenas en días hábiles entre las 10h y las 16h.

Las casas de cambio en Argentina operan preferiblemente con dólares. En ciudades de frontera se puede cambiar con facilidad pesos chilenos y uruguayos. En ciudades grandes se puede cambiar euros con facilidad – aunque la tasa de conversión suele ser más favorable para la moneda americana – pero en ciudades más pequeñas solo se cambian dólares, por lo tanto, es necesario llevar siempre una parte del efectivo en esta moneda.

Presupuesto

Viajar a Argentina no es caro, especialmente cuando el peso argentino está devaluado, como ahora. No está de más decir que el cambio es muy variable en el país y la inflación rápidamente puede aumentar los precios. En enero de 2019, un dólar costaba 38 pesos argentinos y un euro, 43.

Alojamiento

En Buenos Aires, una habitación compartida en un buen hostel cuesta unos ocho euros por noche, y una habitación doble cuesta entre 23 y 35 euros en ciudades como Mendoza y Córdoba. En la Patagonia argentina, el costo suele ser el doble; y al norte del país (en Salta, por ejemplo) el alojamiento suele costar ⅔ de lo que se paga en Buenos Aires.

Alimentación

Comer fuera en Argentina no es muy caro. El menú del día en restaurantes cuesta entre 200 y 300 ARS (5€ a 7€), una parrilla cuesta 450 a 600 ARS por persona (10€ a 14€). Los bocadillos en la calle son aún más económicos: un choripán (cuesta 60 ARS (1,40€) y una empanada cuesta 30 ARS (0,70€). En los supermercados, se puede comprar un buen vino por 100 ARS (2,30€).

Transporte

En comparación con otras grandes ciudades del mundo, el transporte público en Argentina es muy muy barato. El metro en Buenos Aires cuesta 7,50 ARS (18 CÉNTIMOS de euro). El ticket de autobús varía en función de la distancia – para hacer el pago es necesario informar de su destino al conductor – pero suele costar menos de 12 pesos (0,30€). Taxi y Uber tampoco son caros.

Para moverse de una ciudad a otra, el autobús es la opción más económica. Un viaje desde Córdoba a Mendoza (616km, 11h) cuesta aproximadamente 1300 pesos (30€), desde El Calafate a El Chaltén (213km, 4h), cuesta 800 pesos (18€); de Bariloche a Buenos Aires (1580km, 23h), cuesta 3150 pesos (73€). El avión es un poco más caro, pero la aerolínea low-cost FlyBondi puede ayudar a mantener un presupuesto mochilero: el vuelo de Buenos Aires (aeropuerto El Palomar) a Mendoza cuesta desde 600 pesos (14€) y desde la capital a Bariloche se encuentran pasajes desde 900 pesos (21€) solo ida y en temporada baja.

En Argentina también están disponibles las aplicaciones de carpooling (viajes compartidos en coche privado) para moverse entre ciudades. Yo he usado el Carpoolear y me resultó muy efectivo. Otra opción es Coviajero.

Excursiones

Los precios de los tours son MUY variables y dependen de la región y el tipo de actividad. Pero la regla general es: cuanto más al sur de Argentina y más exótica la actividad, más caro será. Un paseo en barco de tres horas por el Canal Beagle en Ushuaia cuesta entre 1600 (37€) y 2.800 pesos (65€); el tour de día entero para Salinas Grandes y Quebrada de Humahuaca (saliendo de Salta) cuesta 1250 pesos (29€); el paseo por el día en las sierras alrededor de Córdoba cuesta 2.500 pesos (58€).

Cuándo ir / Clima

Argentina es bastante extensa de norte a sur y en consecuencia presenta distintas zonas climáticas. Además, el país tiene áreas planas y regiones de alta montaña. Por eso en la misma época del año la temperatura en distintos puntos del país es bastante variable.

📷 consls

  • Buenos Aires

La capital puede ser visitada durante todo el año, pero es más agradable en la media estación, de abril a junio (otoño) y de octubre a diciembre (primavera). Las temperaturas son amenas por el día y las noches son frescas; el comienzo del otoño es un poco lluvioso. El invierno es, naturalmente, la estación más helada y también la más seca. Su auge puede ser desagradable para los que odian frío, pero no es insoportable. En el verano el calor es intenso y las temperaturas llegan a 40ºC. En esa época, los porteños aprovechan las vacaciones y huyen de la capital.

  • Norte de Argentina

La mejor época para visitar el norte de Argentina es el invierno (julio y agosto). En el verano las temperaturas son muy altas, el clima el desagradablemente húmedo y llueve intensamente en Salta y Jujuy. En el noroeste del país (donde está ubicada Misiones) no llueve en el verano, pero también es demasiado caliente.

  • Región Central

El otoño y primavera (de Sudamérica) son las mejores épocas para visitar la región dónde están ubicadas Mendoza y Córdoba. En marzo la cosecha de uvas y la Fiesta Nacional de la Vendimia hacen de la región central el mejor destino turístico del país.

  • Bariloche y norte de Patagonia

El otoño cambia totalmente los paisajes de los alrededores de Bariloche, en el norte de la Patagonia, que es invadida por tonos amarillentos, anaranjados y rojizos en la vegetación local. En julio y agosto hay nieve y las estaciones de esquí abren sus puertas.

  • Sur de Argentina

La mejor época para visitar la zona más austral de Argentina – la Patagonia y Tierra del Fuego – es el verano, entre los meses de diciembre y marzo. Ojo, por ser estación alta los precios suben bastante en esta región. Las temperaturas son agradables, pero por el fuerte viento la sensación térmica puede ser menor que la temperatura real. Los días son largos y soleados, en Ushuaia el sol se pone a las 22h en el verano, lo que posibilita aprovechar al máximo el día.

Documentación

Los visitantes de España y México no necesitan visado para entrar a Argentina y el pasaporte debe estar válido por seis meses desde la fecha de ingreso (el ideal es que sean seis meses desde la fecha de salida). Los visitantes de Mercosur pueden acceder al país con el documento nacional de identificación, así como los ciudadanos de Chile. Para todos los países mencionados, la visa de turista es de 90 días. La lista completa de los países que no necesitan visa de turista se puede ver acá.

Por ley es obligatorio para los turistas declarar dónde se alojará al entrar en el país. Gran parte de los puestos de la aduana simplemente ignora esa exigencia, pero es bueno tener por precaución el nombre y la dirección del hostel.

Seguridad

Argentina es un país seguro, con bajos índices de violencia y una de las menores tasas de homicidio en América Latina (4,7 cada 100 mil), incluso Buenos Aires suele ser tranquila. Por supuesto conviene evitar algunos barrios de la capital, pero la mayoría de estos lugares más peligrosos están fuera del eje turístico. La excepción es el barrio La Boca y los alrededores de la estación Constitución, donde no se recomienda caminar solo, especialmente por la noche.

Donde hay turistas, siempre hay alguien que intenta sacar ventaja. Los casos de agresión o robo con armas son poco comunes, pero hay carteristas y rateros que roban bolsos. Cuidado en lugares de gran concentración de personas, como el metro y sus estaciones, la calle Florida, la Feria de San Telmo y el Caminito en Buenos Aires.

Los conductores de taxi tienen fama de estafadores. Muchos hacen caminos innecesariamente largos para ganar más plata con la carrera, por lo que se recomienda acompañar el trayecto en aplicaciones en tu móvil y demostrar tener una idea del camino. Estafas recurrentes son cambiar un billete de mayor valor por una de menor (como uno de cien pesos por uno de diez) y cobrar más dinero alegando que el turista se confundió. Un consejo es siempre decir claramente el valor del billete mientras lo pasa al conductor.

Idioma

Cada país de América Latina tiene su manera particular de hablar español. Los argentinos tienen un castellano tan singular que se pueden reconocer inmediatamente al hablar. Para empezar, el acento. Tienen esa entonación más rítmica, que recuerda el habla italiana. Esto no es casual: la inmigración italiana fue la más numerosa en el país a partir del final del siglo XIX.

Además, los argentinos usan el pronombre personal “vos” en lugar del “tú” que se usa comúnmente en España y en muchos países de América Latina. El Uruguay sigue la misma variedad argentina: el español rioplatense.

Para hacer la concordancia, se utiliza la forma verbal de la segunda persona del plural. En lugar de decir “si tú quieres, lo puedes hacer”, un argentino diría “si vos querés, lo podés hacer”. El “voceo” es tan normal que incluso la publicidad y la comunicación institucional ya incorporaron el vos en el discurso. Pero no te preocupes, si hablas español y utilizas el “tú”, serás comprendido sin problemas.

  • Diccionario de jergas

Las jergas pueden complicar un poco la comprensión del español local. Estas son algunas de las expresiones más usadas por los argentinos.

  • Al pedo: desocupado, sin hacer nada, aburrido
  • En pedo: borracho
  • Ni en pedo: algo que no harías de ninguna manera, “ni lo pienses”
  • Bajón: algo malo, aburrido o que no funcionó
  • Buena onda: el contrario de bajón, un lugar o una persona con buena energía
  • Boludo/a: algo tonto o idiota (se usa mucho como sustantivo, “hacer boludeces”), también en un uso informal significa amigo, hermano
  • Pibe/piba: chico y chica. Puede usarse para niños o jóvenes
  • El chavón o el flaco: el niño o hombre. Es usado para referirse a alguien de quien uno no se acuerda o no quiere decir el nombre. El flaco suele sonar más respetuoso
  • Che: es una interjección para llamar la atención de alguien, “che, no sabes lo que me ha pasado”. Se usa mucho seguido de boludo.
  • Re: sinónimo de muy o mucho, por ejemplo “sos re boludo”. También se utiliza al final de las frases la expresión “ahre” que indica que lo que fue dicho es broma o mentira, o que quiso ser sarcástico, como “me encanta cuando hay mucho tráfico, arhe”.
  • Boliche: fiesta
  • Copado o zarpado: muy bueno
  • Guita o mango: dinero
  • Cheto: un lugar o una persona esnob, consumista y que se cree rico
  • Facturas: son los diversos tipos de piezas de panadería dulce que los argentinos comen incluso en el desayuno. La más clásica es la famosa media luna (similar al croissant francés)
  • Flash o flashear: algo loco, delirante incoherente o fuera del común

👉 ¿Quieres más? ¡Apréndete estas 13 expresiones antes de ir a Argentina!

Teléfonos útiles

Prefijo telefónico: +54

911: Sistema de Emergencias Coordinadas

100: Bomberos

101: Policía

105: Emergencia ambiental

107: Emergencia médica (sólo Buenos Aires)

131: Centro Federal de Informaciones de la Policía Federal Argentina – para consultas y denuncias que no sean urgentes. Desde el celular se debe marcar 3131

144: Instituto Nacional de las Mujeres (para casos de violencia de género)

Destinos principales

¡Haz clic en la imagen para ver el mapa interactivo!

Buenos Aires

Los porteños, moradores de Buenos Aires, suelen pensar que acá es el centro del mundo. Pero cuando uno conoce esta ciudad – tan vibrante, tan multifacética, con abundantes opciones culturales, restaurantes y entretenimiento – empieza a comprender por qué piensan así.

📷 consls

  • Qué hacer en Buenos Aires

La Plaza de Mayo es el epicentro de la vida política nacional y está rodeada por edificios de gran valor histórico, como la Casa Rosada (sede del poder ejecutivo y despacho del presidente, la cual se puede visitar gratis los sábados, domingos y festivos, pero hay que hacer reserva online), el Cabildo (antiguo centro administrativo de la colonia española) y la Catedral Metropolitana.

Desde la Plaza de Mayo se puede ir caminando hasta otro punto importante: la Plaza del Congreso Nacional. Se llega por la Avenida de Mayo, calle repleta de teatros, cafés elegantes y edificios impresionantes. Dos puntos destacados son el Café Tortoni, antiguo punto de encuentro de intelectuales y bohemios, y el Palacio Barolo, un edificio con arquitectura inspirada en la Divina Comedia. Para los viajeros que disponen de tiempo, vale la pena hacer el tour guiado para descubrir las analogías y referencias a la obra de Dante Alighieri y también para apreciar una bellísima vista desde la cúpula.

📷 consls

Cruzando la Avenida de Mayo, está la Avenida 9 de Julio, que es considerada la más ancha del mundo. Hay quien juega a atravesarla sin que el semáforo se ponga rojo (¡es extremadamente difícil sin correr, pero no imposible!). En esta avenida está el Obelisco, un monumento de 67 metros de altura, y el Teatro Colón, una suntuosa casa de ópera. Vale la pena conocer las calles Lavalle y Florida, dos vías peatonales con un concurrido comercio callejero. En esta última se encuentran las Galerías Pacífico, un elegante centro comercial de la ciudad.

Probablemente la postal más famosa de Buenos Aires sea Caminito, en La Boca, un conjunto de casetas de zinc pintadas en colores llamativos. Pese su valor histórico (en estos conventillos vivían muchos inmigrantes recién llegados a la ciudad) puede parecer un poco decepcionante para algunos. En la misma zona merece la pena visitar la Fundación Proa, una galería de arte, o la Usina del Arte, un centro cultural ubicado en una antigua central eléctrica en que hay un teatro, exposiciones de arte y espectáculos de música y danza (¡todo gratis!).

Al lado de La Boca encontramos ubicado el barrio de San Telmo, famoso por la feria de antigüedades que tiene lugar todos los domingos en la Plaza Dorrego – donde hay espectáculos de tango al aire libre y, por supuesto, muchos turistas. El Mercado de San Telmo, con una variada oferta gastronómica, se encuentra muy cerca de la plaza. Durante la semana – cuando no hay la feria ni tantos turistas – San Telmo es igual de agradable (si no más), ya que se puede sentir el simpático ambiente del barrio, caminar tranquilamente por las calles con sus antiguas casonas decrépitos y explorar con calma el comercio local.

📷 consls

Puerto Madero está ubicado en la región portuaria entre San Telmo y el centro, y es un ejemplo de proyecto urbanístico: se encuentra una antigua área de almacenes abandonados revitalizada y hoy en día tiene el metro cuadrado más caro de la ciudad. Uno de lugares más destacados es el Puente de la Mujer, una obra del arquitecto Santiago Calatrava que representa una pareja bailando un tango. Esta región es muy agradable para un paseo al atardecer. Muy cerca está el Centro Cultural Kirchner (CCK), el complejo cultural más grande de América Latina.

El barrio de Recoleta es lo que todos imaginan al comparar la capital porteña con ciudades europeas: avenidas anchas, muchos árboles, edificios sofisticados, tiendas de marcas internacionales y restaurantes caros. Entre las principales atracciones del lugar están el Cementerio de la Recoleta (con los mausoleos de la aristocracia argentina), El Ateneo (sin duda una de las librerías más bonitas del mundo, ubicada en un antiguo teatro), el Museo Nacional de Bellas Artes (la más grande colección de arte del país) y el Centro Cultural Recoleta (con una programación cultural variada y gratuita).

Palermo es el barrio más joven y cosmopolita de Buenos Aires: hay bares y cafés hipsters, mucho arte urbano y tiendas independientes. También está el Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires, el Malba (cuya arquitectura es tan interesante como las obras que alberga); los Bosques de Palermo (una gran zona verde de 25 hectáreas, con muchos lagos y jardines) y el Rosedal de Palermo (un parque con miles de rosas). Lo más entretenido es caminar por las calles y sentir la vibra del barrio.

Desde Buenos Aires también puedes hacer excursiones de un día a pueblos cercanos, como el Delta del Tigre, La Plata y Luján. Puedes ver más excursiones de un día desde Buenos Aires aquí. Depende de donde vayas será más fácil llegar en transporte público o alquilar un coche entre unos cuantos. Cuando decidas el destino, pregunta en el hostel, ¡seguro que te ayudan!

👉 Aquí tienes más cosas que hacer en Argentina gratis (o casi gratis).

  • Dónde alojarse en Buenos Aires

Milhouse Hostel

Ubicado en la Avenida de Mayo, el Millhouse Hostel es ideal para quienes buscan un lugar bien localizado y con ambiente. Tiene más de 180 camas y todos los días hay fiestas y eventos, ¡si te alojas aquí seguro que conoces otros viajeros! El edificio es del siglo XIX, pero está en muy buen estado y las habitaciones son muy amplias. En verano la terraza es particularmente agradable después de un día de turismo intenso. El desayuno, no incluido en la tarifa, no es de los mejores, ¡seguro que disfrutas más comiendo las típicas medialunas en algún café de la zona!

Benita Hostel

Otra opción es el Benita Hostel, que es más pequeño, suele estar más tranquilo y el ambiente entre los viajeros es más relajado e íntimo. El hostel está convenientemente ubicado entre Palermo y Recoleta, ideal para quienes quieran explorar las atracciones de estos barrios y estar cerca de los bares y restaurantes por la noche. La decoración de los espacios es hermosa y la limpieza me agradó (y también a muchos huéspedes de Hostelworld según los comentarios). El único punto negativo es que no aceptan tarjeta como medio de pago.

👉 ¡No te pierdas los 10 mejores hostels de Buenos Aires!

✨ Busca tu hostel en Buenos Aires

Mendoza

A los pies de la Cordillera de los Andes, Mendoza es el destino de enoturismo argentino por excelencia. ¡Se pueden visitar más de 1.200 bodegas! Los tours suelen incluir una visita guiada por las instalaciones, a veces una visita a los viñedos, una clase sobre el proceso de producción del vino y (¡por fin!) una degustación. Suele costar entre 150 y 400 ARS (de 3,40€ a 9,30€) y no incluye el precio del traslado a la viña. Algunas bodegas ofrecen una opción más cara de comida con maridaje de vinos en un restaurante de alta gama dentro de su infraestructura.

📷 consls

  • Qué hacer en Mendoza

Lo ideal es programar tu viaje a Mendoza con un poco de antelación, pues muchas bodegas requieren reserva. En esta región el transporte público es limitado (la única zona vinícola a la que se puede llegar convenientemente en autobús es Maipú) y no es recomendable tomar vino y conducir, por lo que la mejor forma de visitar diferentes bodegas es tomar un tour. Kahuak es una de las empresas con una gama más ámplia. El Bus Vitivinícola es un hop-on hop-off con cinco circuitos principales donde el viajero puede bajar del autobús y retomarlo cuando le apetezca. Hay algunas opciones de ticket full-day, que cuestan entre 950 y 1200 ARS (22€ a 28€), con las que se puede visitar tres bodegas distintas y generalmente incluyen almuerzo. El ticket half-day, permite bajar en dos vinícolas y cuesta 800 ARS (18,50€).

Hay tres regiones productoras de vino en los alrededores de Mendoza:

  • Maipú: cerca del centro y accesible en transporte público, tiene con muchas bodegas tradicionales y producciones familiares;
  • Luján de Cuyo: a 25 kilómetros del centro de Mendoza, tiene viñedos inmensos y el típico paisaje de los folletos turísticos;
  • Valle de Uco: la región más distante pero también la más moderna, está a 80 kilómetros de Mendoza, tiene hoteles lujosos y bodegas con arquitectura innovadora.

Para conocer más las características de cada región, visita el sitio oficial de turismo de Mendoza. Lo más entretenido es visitar una bodega de cada tipo – una familiar, una industrial, una orgánica, una boutique … Así uno conoce cómo es la producción de vino en cada una.

No hace falta decir que el enoturismo no es muy económico, ¿o sí? La opción más barata es visitar sólo Maipú, en bicicleta alquilada o en transporte público. ¡Los ciclistas deben tener cuidado en la carretera después de algunas copas de vino!

Mendoza tiene más que ofrecer que buenos vinos. ¡El turismo de aventura también es popular en la región! Dos actividades comunes son el rafting en el río Potrerillos y sus afluentes y la escalada en el Parque Provincial Aconcagua, donde se encuentra el pico más alto de las Américas, con 6.962m. Por supuesto, sólo montañistas experimentados suben la cumbre Aconcagua, pero el turista común puede disfrutar del espectacular paisaje sin escalar.

📷 consls

Hay un tour llamado Alta Montaña que cubre toda esta región: cruza el dique de Potrerillos, atraviesa la precordillera, pasa por el curioso Puente del Inca y llega al Cristo Redentor de Los Andes, en el punto más alto del tour, a 3.900m sobre el nivel del mar y que marca la frontera con Chile.

Otro lugar famoso y turístico de la ciudad son las Termas de Cacheuta, dónde se puede llegar tomando un tour o en bus – que se toma desde la terminal en diferentes horas del día y que te deja justo afuera de las instalaciones. Las termas valen la visita porque, si bien son artificiales, están ubicadas en un hermoso paisaje de montaña.

Para acabar, en la misma ciudad de Mendoza hay mucho que hacer entre un paseo y otro a las afueras. El centro tiene su encanto, con la Plaza Independencia, las avenidas llenas de árboles, y el Paseo Peatonal Sarmiento con sus varias tiendas y cafés. Los curiosos canales de las calles (¡cuidado no caigas en ellos, que son abiertos!) son las acequias, conductos del sistema de riego que almacena el agua de deshielo de las montañas y abastece la ciudad y los viñedos.

Vale la pena también conocer el Parque General San Martín, uno de los más grandes de Argentina, que está resguardado por portones majestuosos. Por la noche, lo movido es la Avenida Arístides Villanueva, donde hay un bar al lado del otro.

👉 ¡Descubre más sobre la fiesta de la vendimia en Mendoza aquí!

  • Dónde alojarse en Mendoza

Gorilla Hostel

El Gorilla Hostel es un poco más caro que el promedio de la ciudad, pero tiene una infraestructura preciosa. Ubicado en una hermosa casa, tiene un jardín con piscina muy lindo. Los viajeros se quejan de que el personal no es de los más proactivos, pero el ambiente general es muy bueno.

HI Campo Base

El HI Campo Base tiene una ubicación impecable, prácticamente al lado de la Plaza Independencia. Con una de las tarifas más económicas de Mendoza, tiene un excelente costo-beneficio: los baños son limpios, la cocina está bien equipada y el personal es muy simpático. Además, ofrecen todos los tours de la región a MUY buen precio. Los dueños del hostel, Pablo y Nico, están siempre allá y hacen todo lo posible para que los huéspedes tengan la mejor estancia posible.

✨ Busca tu hostel en Mendoza

Córdoba

La segunda ciudad más grande de Argentina tiene como principal característica el contraste entre lo histórico y lo moderno, representado por los edificios del período colonial y por la efervescencia de la vida cultural y estudiantil.

  • Qué ver en Córdoba

Fundada en 1573 por colonizadores españoles, Córdoba fue escenario de las misiones de la Compañía de Jesús, el orden religioso que fundó la primera institución de enseñanza superior del país, el Collegium Maximum (hoy Universidad Nacional de Córdoba, que tiene más de cien mil estudiantes). De esta época vale la pena conocer los edificios de la Manzana Jesuítica, una cuadra histórica considerada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Otro atractivo histórico es la Plaza San Martín, el corazón de la ciudad vieja. Allá están la Catedral, la más antigua del país, y el Cabildo, hoy sede del Museo de la Memoria. En la plaza se realizan presentaciones y clases gratuitas de tango en los sábados.

El barrio llamado Nueva Córdoba es la parte más dinámica de la ciudad, aunque no es tan nuevo como el nombre sugiere. Por ejemplo, uno de sus principales puntos turísticos, la Iglesia de los Capuchinos, comenzó a construirse en 1926. Al lado está el Paseo del Buen Pastor, una antigua cárcel transformada en centro cultural. La fuente delante del Paseo ofrece un espectáculo de aguas danzantes cada hora en punto entre las 17h y las 22h. Este es uno de los lugares preferidos de los cordobeses para aprovechar el final de la tarde y luego seguir a uno de los muchos restaurantes de la zona.

📷 consls

En las cercanías de la Plaza España hay muchos museos interesantes que son gratuitos los miércoles. El Palacio Ferreyra es una mansión aristocrática que hoy alberga una colección de arte. Otro museo imperdible es el Emilio Caraffa, cuya visita ya se justificaría por la arquitectura del edificio – de estilo neoclásico ampliado con elementos contemporáneos – y tiene una buena muestra de arte argentino. En las cercanías también está ubicado el Palacio Dionisi, con exposiciones de fotografía, y el Museo de Ciencias Naturales.

Por el bicentenario de la República Argentina se inauguraron varios monumentos en la ciudad. Dos de ellos están en el Parque Sarmiento, el espacio verde más grande de Córdoba: el Paseo del Bicentenario (un conjunto de 200 anillos coloridos que remiten a los aros olímpicos) y el Faro del Bicentenario (un faro anexo a una explanada curva bastante singular – ¡los patinadores se vuelven locos!). Otro proyecto fue el Centro Cívico y su puente, cerca de la terminal de autobuses, por si te apetece echarle un vistazo.

El barrio bohemio de Güemes es donde los jóvenes se reúnen. La antigua región obrera con sus espacios y depósitos abandonados fueron poco a poco transformados en galerías comerciales con una arquitectura osada – destacan la Galería Barrio, la Muy Güemes y la Casa Chabacana. Para complementar el encanto del lugar, todos los fines de semana se instala la feria de artesanía Paseo de las Artes a orillas de La Cañada, un canal que cruza la ciudad. La calle Belgrano está llena de bares animados. Para una auténtica experiencia cordobesa pide un fernet con Coca-Cola.

Además de Córdoba, toda la región serrana a su alrededor es muy bonita. Hay varias ciudades y pueblitos distribuidos en las sierras y valles: Sierras Chicas, Paravachasca, Traslasierra, Calamuchita y Valle de Punilla. En la web de turismo de Córdoba se puede encontrar más información sobre cada lugar. En todos estos sitios la naturaleza es abundante y los paisajes mezclan ríos, vegetación nativa, cascadas, piscinas naturales y pequeños cañones. Las aldeas de Alta Gracia, Villa General Belgrano y La Cumbrecita son los destinos más populares entre los viajeros.

  • Alojamiento barato en Córdoba

 Onas Hostel & Suites

El moderno Onas Hostel & Suites es un hostel boutique que lo cuida todo: desde la decoración impecable de los espacios hasta los detalles de las habitaciones y dormitorios, todos con aire acondicionado, casilleros, lámparas de lectura y enchufes individuales. En realidad, parece más un hotel de lujo que un albergue, pero los precios son bastante razonables. Está situado en una zona residencial, a unos 20 minutos en autobús del centro, pero cerca de muchos bares, restaurantes y discotecas. Por otra parte, el hostel tiene su propio bar, abierto al público, y siempre muy animado.

531 Hostel

Ubicado en una antigua casona en una localización envidiable, el 531 Hostel tiene una vibra muy buena. Es excelente para conocer gente, el albergue siempre organiza eventos (¡asados!), pero no llega a ser un party hostel. El personal también es muy simpático. Los dormitorios son un poco apretados, pero todos tienen balcón o acceso al patio. Algunas habitaciones tienen ventilador y otras tienen aire acondicionado, pero el precio es el mismo , ¡si viajas en el verano, es bueno confirmar qué tipo de habitación estás reservando!

✨ Busca tu hostel en Córdoba

Salta

La principal ciudad del norte de Argentina, Salta, es la base para conocer los muchos atractivos de esta región, caracterizada por los paisajes del altiplano. Además de la naturaleza singular, con salares y planicies desérticas, el norte del país también es notable por sus pueblos y aldeas históricas, que conservan herencias incas indígenas.

Fundada en el siglo XVI, Salta conserva su trazado urbano y parte de la arquitectura colonial española. A pesar de que es una ciudad relativamente grande, todavía mantiene un aire de pueblo de interior.

📷 consls

  • Qué ver en Salta

La Plaza 9 de Julio – con sus decoraciones de estilo colonial, los cafés bajo las arcadas y los exuberantes jardines – es considerada una de las plazas más bonitas del país. Como en todos los centros cívicos de las antiguas colonias españolas, aquí están la Catedral, en estilo neobarroco, y el Cabildo, que tiene un pequeño museo en su interior. La visita vale no tanto por el acervo, sino por la posibilidad de conocer el interior del edificio y tener una vista desde arriba de la plaza.

La plaza también alberga lo que que, para mí, es una de las atracciones más interesantes del país: el Museo de Arqueología de Alta Montaña. Una de las manifestaciones más impresionantes, y también controvertidas, del Imperio Inca son los santuarios en las cumbres de la Cordillera de los Andes. Estos lugares eran considerados sagrados y, por eso, utilizados como centros de peregrinación y de realización de rituales. La ceremonia más importante, llamada Capac Cocha, consistía en ofrendas humanas.

Los niños de Llullaillaco son el atractivo más destacado de este museo arqueológico: tres momias de niños incas muertos hace más de 500 años, pero en perfecto estado de conservación. Sus cabellos, piel, ropa y rasgos están tan bien preservados que uno puede jurar que van a despertar a cualquier momento (¡qué miedo!). El museo también exhibe y contextualiza 160 objetos encontrados junto a los niños. Recomiendo mucho ver el documental de National Geographic sobre el tema, que es uno de los mayores descubrimientos arqueológicos de las Américas.

Para tener una vista panorámica de Salta se puede subir al Cerro San Bernardo a pie (una subida tranquila, de aproximadamente 30 minutos) o en teleférico. Otro atractivo imperdible es la extravagante Iglesia San Francisco y su campanario. Vale la pena visitarla tanto de día, para observar sus detalles, como de noche, por la encantadora iluminación.

El típico plan nocturno de Salta es asistir a una peña folclórica con presentaciones de música y danzas típicas de la región. En la calle Balcarce hay varios bares y restaurantes, algunos más turísticos otros más locales. La peña más elogiada de la ciudad es La Casona del Molino, donde los propios frecuentadores de la casa llevan sus guitarras e improvisan ruedas de música. Está en una zona aislada ciudad, lo mejor es ir en taxi. Las peñas son tradición en toda la región, así que si estás pensando pasar la noche en alguno de los pueblos vecinos (yo lo recomiendo mucho), vale la pena visitar una peña local.

  •  Excursiones en Salta

La excursión más famosa es la del Tren de las Nubes, un recorrido que comienza a 1.187 metros de altitud y termina a más de 4.200 metros en San Antonio de los Cobres. El trayecto de 217 kilómetros (sólo ida) pasa por 29 puentes, 21 túneles y 13 viaductos. El viaducto más impresionante de todos es La Polvorilla, que está situado sobre un abismo de 200 metros. Los paisajes y la sinuosa travesía dejan a uno sin aliento – ¡literalmente! Muchos viajeros se quedan sin aire debido a la altitud. Para enfrentar el malestar, compre hojitas de coca para masticar. Más información sobre el paseo en tren aquí.

Hay dos circuitos clásicos por las carreteras del valle Calchaquíes, el gran atractivo natural de la región.

– El primero recorre la ruta 68, pasando por la Quebrada de las Conchas, donde paredones de roca roja esculpidos por la erosión del viento y del agua tienen formatos únicos. El Anfiteatro y la Garganta del Diablo son algunos de los destaques. El destino final es la ciudad colonial de Cafayate, famosa por las bodegas productoras de vinos de altitud, en particular el blanco Torrontés.

– El otro circuito va de Salta a Cachi por la ruta provincial 33, pasando por la Cuesta del Obispo, (un camino en zigzag con muchas subidas y bajadas entre las montañas), por el Parque Nacional Los Cardones (donde cactus gigantes dominan el horizonte) y por muchas iglesias y aldeas. La villa de Cachi es un encanto: una sucesión de calles de piedra y casitas coloniales blancas.

📷 consls

La Quebrada de Humahuaca, situada en la provincia vecina de Jujuy, fascina a todo visitante por las tradiciones indígenas, por el clima desértico, por los pueblos simples y por el colorido que salta a los ojos. Distintas culturas ancestrales poblaron estas tierras hace más de 10.000 años y dejaron su rastro en medio de una naturaleza exótica.

En la región también se puede visitar la aldea de Purmamarca (rodeada por el Cerro de Sietes Colores) la villa de Tilcara y su pucará centenario (un sitio arqueológico del siglo X) y la ciudad de Humahuaca con sus montañas multicolores con más de 4 mil metros de altura. En los alrededores de Purmamarca están las Salinas Grandes, un enorme desierto de sal vestigio de un lago que se secó hace miles de años.

  • Dónde alojarse en Salta

Prisamata

El hostel Prisamata, a seis cuadras de la plaza principal, está ubicado en una preciosa casa colonial. Los espacios comunes son muy tranquilos y el patio central con hamacas es perfecto para relajarse. Las habitaciones son amplias y tienen camas cómodas, enchufes y luces individuales. El wifi funciona bien, la conexión es rápida y estable. El Prisamata no es de los más baratos de Salta, pero tiene un buen costo-beneficio.

✨ Busca tu hostel en Salta

Puerto Iguazú

La ciudad de Puerto Iguazú está a 18 km de las Cataratas del Iguazú, que es, naturalmente, el principal motivo por que los turistas vienen a la región.

De las ciudades de la triple frontera entre Argentina, Brasil y Paraguay, Puerto Iguazú es la más pequeña de todas y, aunque no es particularmente encantadora, también tiene sus ventajas. Al ser pequeña es mucho más fácil ubicarse que en una ciudad grande como Foz do Iguaçu (Brasil). No hace falta caminar mucho para encontrar bares y restaurantes, todos están concentrados en unas pocas calles. De la estación (en el centro de la ciudad) salen autobuses que van directamente para las cataratas brasileñas (empresa Crucero del Norte) y argentinas (empresa Rio Uruguay).

  • Cataratas de Iguazú: la diferencia entre el lado brasileño y el argentino

Dos tercios del conjunto de las Cataratas de Iguazú están ubicados en Argentina. En este país es posible llegar más cerca de las cascadas y verlas desde arriba, mientras que en Brasil se tiene una vista más amplia desde delante. El lado brasileño tiene solamente un recorrido con 1,5 kilómetro de pasarelas, en cambio en el parque argentino hay una estructura más grande con tres circuitos principales bien señalizados, en un total de casi 6 kilómetros de senderos.

Paseo superior: una pasarela con vistas panorámicas;

Paseo inferior: por dentro del bosque. En el camino hay pequeñas cascadas hasta llegar a un tramo de las cataratas que no es posible de ver desde Brasil,  y uno puede acercarse tanto que casi se queda debajo de los saltos;

Garganta del Diablo: la pasarela pasa sobre islotes y sobre el lecho del río Iguazú hasta la cascada más famosa del parque, la Garganta del Diablo. Es impactante sentir la fuerza y la intensidad del agua.

Tanto en Brasil como en Argentina es posible tomar un paseo en barco para acercarse a los saltos, pero el que se toma en el lado argentino (Iguazu Jungle) cuesta casi la mitad del precio del paseo de barco en Brasil (el Macuco Safari) y además recorre más puntos de interés.

Los dos parques ofrecen vistas y experiencias complementarias, vale la pena dedicar un día a cada uno. Los dos lados tienen tarifas muy similares, en Brasil la entrada cuesta 67 reales (15,50€) para extranjeros, R$ 54 (12,50€) para ciudadanos de Mercosur y R$ 38 (9€) para brasileños. El parque argentino cobra 700 pesos argentinos (16€) para extranjeros, 560 ARS (13€) para ciudadanos de Mercosur y 360 ARS (8,50€) para nacionales. Los países de Mercosur son Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Venezuela.

  • Dónde alojarse en Iguazú

Para visitar las Cataratas es posible alojarse tanto en Foz do Iguaçu (Brasil) como en Puerto Iguazú (Argentina). En Argentina los alojamientos son más baratos, pero hay más opciones para elegir en Brasil. Para definir qué ciudad es mejor, considera tu itinerario y si tienes planes de visitar los dos parques nacionales (el argentino y el brasileño).

Nomads Hostel

En Puerto Iguazú, el Nomads Hostel es una casa sencilla con jardín y piscina y habitaciones grandes, soleadas y con aire acondicionado. Está muy bien ubicado, a 5 minutos de la estación de autobuses y en una calle llena de restaurantes. El desayuno es bueno, ¡especialmente la tarta de chocolate! Alérgicos a los gatos, atención: en el hostel tienen tres.

✨ Busca tu hostel en Puerto Iguazú

Tetris Container Hostel

En Foz do Iguaçu, la experiencia de quedarse en el Tetris Container Hostel es inmejorable. El “edificio” está formado por 15 coloridos contenedores de carga dispuestos unos sobre los otros de forma muy creativa. Todas las habitaciones y dormitorios tienen aire acondicionado. Hay muchos espacios para pasar el rato y charlar con otros viajeros. Además de la arquitectura cool, el hostel es responsable con el medio ambiente: utiliza energía solar, el agua de la lluvia se reutiliza para las cisternas y el techo con plantas ameniza la temperatura interna.

✨ Busca tu hostel en Foz do Iguaçu

Bariloche

El nombre oficial de esta ciudad en los andes patagónicos es San Carlos de Bariloche y aunque los resorts y estaciones de esquí la hicieron popular como un destino de invierno, es encantadora en todas las estaciones.

Los paisajes imponentes de montañas, paseos de teleférico, lagos del más intenso azul, actividades al aire libre junto con los rasgos de la colonización alemana y la excelente gastronomía (especialmente tentadora para los adictos a chocolate) se pueden encontrar a lo largo del año.

Una buena noticia es que la ciudad es bastante accesible para quienes dependen del transporte público: es posible llegar a casi todos los atractivos en autobús. Para utilizar el sistema, es necesario comprar la tarjeta sube, que se vende en los quioscos y hay que cargar con dinero.

📷 consls

  • Qué hacer en Bariloche

Entre una excursión y otra, recorre la ciudad para conocer el Centro Cívico (un conjunto de construcciones de estilo alpino alrededor de la plaza central) la Catedral y la calle Mitre (principal vía de la ciudad). No te olvides de visitar todas las tiendas de chocolate, que están concentradas en esa calle, y degustar cada una antes de elegir tu marca preferida. Las más famosas son Mamushka, Rapa Nui y Abuela Goye.

Los lagos y el relieve accidentado son protagonistas de las increíbles vistas de Bariloche. Para apreciarlas, el mejor itinerario es el Circuito Chico, un tramo circular de carretera de 30 kilómetros de largo que comienza en la base del Cerro Campanario, a 18 kilómetros del centro de la ciudad.

Se puede hacer el recorrido en coche por cuenta propia, contratar un tour con una agencia de turismo, hacer una parte del recorrido en autobús (el transporte público no recorre todo el circuito) o en bicicleta (puedes alquilarlas en el Cerro Campanario). Los ciclistas deben cuidarse mucho porque el tráfico es intenso y no hay ciclovías – además, ¡prepárate para muchas subidas y bajadas!

Subir el Cerro Campanario es el complemento perfecto para el Circuito Chico. Uno puede acceder a la cumbre en telesilla (cuesta 300 ARS, 7€, por persona) o a pie (una hora de subida intensa, gratis). Desde arriba es posible ver los lagos Nahuel Huapi, Moreno y Gutiérrez y la Cordillera de los Andes en todo su esplendor.

La Confitería Giratoria está ubicada en la cima del Cerro Otto (el telesilla cuesta 550 ARS, 13€) y desde allá se pueden apreciar los diferentes paisajes en 360º. En invierno hay pistas para deslizarse en trineos y se hacen caminatas con raquetas de nieve.

📷 consls

El Cerro Catedral es el principal complejo de invierno de Bariloche. Se puede hacer (o intentar) snowboard, esquí, jugar con la nieve, deslizarse en trineos, bajar en tobogán (tubing) y hasta montar una moto de nieve. Hay decenas de pistas de esquí de todos los niveles de dificultad; las pistas para principiantes están cerca de la base y pueden estar malas si hay poca nieve (en general, entre finales de julio y comienzo de septiembre hay suficiente nieve). Más información aquí.

En Villa Catedral, en la base de la montaña, hay hoteles, restaurantes y tiendas de alquiler de equipo – pero que sepas que allí todo es más caro que en el centro de Bariloche. El pueblo está ubicado a 19 kilómetros de la ciudad y se puede llegar en los autobuses 50 y 51.

Para quienes quieran una aventura de verdad en la montaña sugiero la Travesía de los Cuatro Refugios: un sendero de 45 kilómetros que empieza en el Cerro López y cruza la Cordillera de los Andes hasta el Cerro Catedral (o viceversa) pasando por los refugios López, Laguna Negra, Jakob y Frey. En el recorrido, el senderista pasa una noche en cada refugio: es posible acampar o alojarse en habitaciones compartidas (cuesta alrededor de 450 ARS, 10,50€).

También puedes hacer los tramos parciales de la travesía. El sendero hacia el refugio López es el más fácil, son aproximadamente tres horas de caminata (ida) y hay vistas hacia los lagos. El trekking hacia el refugio Frey es un poco más exigente (son cuatro horas de caminata), pero se tiene la mejor vista de Cerro Catedral. Más información sobre la travesía aquí.

  • Otras excursiones en la región:

– El Cerro Tronador es un volcán de 3.491 metros ubicado en la frontera entre Chile y Argentina, a 80 kilómetros de Bariloche. Hay muchos glaciares, de los cuales destaca el Ventisquero Negro, que ruge como un trueno cuando hay desprendimientos. No hay transporte público para esta área, hay que tomar un tour con las agencias (que cuesta aproximadamente 1000 ARS, 23€, más la entrada del parque de 300 ARS, 7€) o ir en coche. Los horarios de ingreso son restringidos y en invierno el camino puede estar interrumpido.

– Las navegaciones por el lago Nahuel Huapi son las excursiones más caras de esta región – y no sirve de nada preguntar en diferentes agencias, el precio es fijo. El recorrido más popular cruza el lago hacia la Isla Victoria y el Bosque de Arrayanes (un árbol típico de la región de madera rojiza). Son cuatro o cinco horas de paseo y cuesta entre 1140 y 1320 ARS (26,50 a 31€), dependiendo del tipo de embarcación. La otra navegación va hasta Puerto Blest y hay hermosas bahías, lagos y cascadas en el camino. Cuesta 1320 ARS (31€), con cinco a seis horas de duración. Este trayecto es el comienzo del famoso Cruce Andino, la travesía en barco y autobús desde Bariloche hasta Puerto Varas, en Chile. Más información aquí.

📷 consls

– En la tranquila ciudad vecina de Villa La Angostura, a 80 kilómetros de Bariloche, comienza una de las carreteras más escénicas de Argentina, la Ruta de los Siete Lagos. Son 110 kilómetros de recorrido bordeando los lagos Espejo, Correntoso, Escondido, Villarino, Falkner, Machónico y Lácar. Este último el más impresionante, situado en una cuenca rodeada por montañas y a los pies de la ciudad de San Martín de Los Andes. Si vas a hacer el recorrido en un sólo día y en coche, recomiendo hacer la ida por la Ruta de los Siete Lagos y regresar por el Paso Córdoba, que tiene hermosas formaciones rocosas. También se puede tomar un tour para conocer la ruta. Uno puede hacer el recorrido en autobús, pero desafortunadamente no es posible bajar en los miradores para apreciar el paisaje.

  • Alojamiento barato en Bariloche

Hospedaje Penthouse 1004

Sólo hoteles de lujo en Bariloche tienen una vista tan fantástica como la del Hospedaje Penthouse 1004. Ubicado en una alto edificio, hasta las habitaciones tienen vista panorámica. Con una atmósfera acogedora, el hostel tiene una cocina grande y bien equipada, además de áreas comunes para relajarse y compartir. El desayuno es exquisito, con pan casero, jaleas, cereales y frutas, los baños están siempre limpios y tienen buenas duchas con agua caliente. Recomiendo reservar con antelación, ¡este alojamiento suele estar lleno!

El Chaltén

Considerada la capital nacional del trekking, El Chaltén es el punto de partida de algunos de los senderos más fantásticos de la Patagonia.

Los caminos están muy cerca del pequeño pueblo y están bien señalizados. Esto permite a los senderistas hacer estos trayectos por su cuenta y no es necesario contratar guías. Lo mejor es que la entrada del Parque Nacional Los Glaciares en esa región es gratuita.

  • Qué hacer en El Chaltén

Los senderos más cortos son el Mirador de los Cóndores (un kilómetro, 30 minutos – sólo ida) y el Mirador de las Águilas (dos kilómetros, 50 minutos – sólo ida). Como los nombres sugieren, son ideales para observar dos especies de aves típicas de la región y tienen una vista panorámica de las montañas y del pueblo. Los dos senderos están conectados por la misma pista. Sugerencia: es un buen lugar para ver la salida del sol.

📷 consls

El trekking más popular es la Laguna de los Tres (12,5 kilómetros, 4 horas de duración), una majestuosa laguna a los pies del macizo Fitz Roy, que tiene 3.359 metros de altura. El sendero no es fácil, sobre todo la parte final. Pero la vista compensa todo el esfuerzo. Hay dos maneras de hacer el camino, la primera es por el sendero regular que comienza en la ciudad de El Chaltén. La otra opción es iniciar el trekking por un camino alternativo que sale de la Hostería El Pilar y te ahorra casi dos kilómetros de caminata y unos 500 metros de desnivel.

Los alojamientos y agencias de El Chaltén venden transporte de la ciudad hasta la Hostería El Pilar, que cuesta 200 ARS o 4,70€. Además de la comodidad, recomiendo usar el transfer debido al paisaje y la vista del Glaciar Piedras Blancas. La vuelta es por otro camino, pasando por la Laguna Capri: dos senderos por el esfuerzo de uno 😉

Se puede acceder a la Laguna Torre por un sendero de once kilómetros, recorridos en cinco horas. El embalse está en la base del Cerro Torre y tiene un paisaje parecido a Laguna de los Tres, la diferencia es que los glaciares Torre y Grande son más prominentes y muchas veces se puede ver icebergs flotando.

El trekking llamado Lagunas Madre e Hija (diez kilómetros recorridos en cuatro horas) conecta los senderos de Laguna de los Tres y Laguna Grande. O sea, es posible combinar las rutas y hacer un circuito de más días. Hay campamentos (gratuitos) a lo largo de los caminos, el Poincenot y el d’Agostini.

Otros senderos son el de la cascada Chorrillo del Salto (4 kilómetros, una hora de duración, sin ascenso), donde es posible llegar también en coche, y la Loma del Pliegue Tumbado (11 kilómetros, 4 horas de duración). Este, a pesar de muchas veces relegado por los demás, tiene una vista hermosísima: de un lado está el Cerro Torre, de otro, el Fitz Roy y al medio la Laguna Torre.

A los más temerarios les gustará el Circuito Cerro Huemul, un sendero circular de cuatro días alrededor de la montaña desde donde es posible ver el Campo de Hielo del Sur de la Patagonia. La pista es de alta dificultad y hay que tener un mínimo de experiencia para aventurarse (¡siempre acompañado de guías!).

Para descansar un poco de las caminatas, se puede ir en coche o con un tour hasta el Lago del Desierto y el Glaciar Huemul, a 37 kilómetros de El Chaltén.

Por último, está el Glaciar Viedma, menos conocido que su hermano Perito Moreno (en la ciudad de El Calafate), a pesar de ser más grande en superficie. Es posible conocerlo a partir de una navegación en el Lago Viedma, donde desagua su lengua glaciar, o caminando con calzados con crampones sobre el hielo.

  • Alojamiento barato en El Chaltén

Rancho Grande Hostel

El Rancho Grande Hostel parece una casa de campo, tiene una estructura amplia, con varios espacios para charlar y habitaciones cómodas. Los baños suelen estar bien limpios. La ubicación, aunque no está cercana al centro de la ciudad, vale la pena: está cerca de la entrada a varios senderos (créeme, lo vas a agradecer cuando vuelvas cansado de una caminata larga). El restaurante funciona las 24 horas y hay cocina para los viajeros. Por otro lado, el desayuno no está incluido en la tarifa y no merece mucho la pena, así que si puedes come algo por ahí.

El Calafate

Si El Calafete se cambiara el nombre, creo que muchos viajeros que pasan o quieren pasar por aquí no se darían cuenta. De hecho, muchos se acuerdan de ese pueblo patagónico simplemente como “la ciudad del Perito Moreno”.

  • Qué ver en El Calafete

El que es uno de los mayores atractivos naturales de América del Sur, el glaciar Perito Moreno es totalmente sorprendente. Son cinco kilómetros de largo y paredes de 60 metros de altura. Y todo eso es muy poco si se considera la inmensidad del Campo de Hielo del Sur de la Patagonia, que tiene 16.800 km² compartidos entre Chile y Argentina y es la tercera extensión de hielo más grande del mundo, detrás de la Antártida y Groenlandia.

El proceso de formación de este glaciar es un ciclo dinámico. La nieve es compactada por su propio peso después de años de compresión de sucesivas capas se transforma en hielo glaciar.

Por la fuerza de la gravedad y por la influencia de un río que corre debajo del hielo, el glaciar empieza a desplazarse lentamente. A veces, las aguas del lago argentino, presionadas por el glaciar, hacen presión sobre el hielo y provocan derrumbes en el borde del glaciar – que es el espectáculo más esperado por los turistas.

Muchas agencias hacen tours para el glaciar (que son guiados y salen del centro de El Calafate) a precios similares. Pero si uno tiene auto propio o alquilado puede acceder al parque sin estar acompañado de guías. La entrada cuesta 600 ARS (14€) para extranjeros y en el Parque Nacional Los Glaciares tienen circuitos de pasarelas que suman casi cuatro kilómetros.

Además de la caminata por las pasarelas, es posible ver el glaciar desde el lago en una navegación que cuesta 800 ARS (19€). La experiencia más popular es caminar sobre el hielo, ya sea con el Mini Trekking (con una hora y media de caminata sobre el glaciar, que cuesta 3.600 ARS – 85€ – y con el traslado desde El Calafate cuesta 4.500 ARS – 106€) o el Big Ice, que es más exigente físicamente e incluye tres horas y media de trekking sobre el hielo (cuesta 6.900 ARS – 163€ – y con el traslado cuesta 7.900 ARS – 186€)

A pesar de que Perito Moreno es la atracción principal de la región, hay otros lugares también merecen una visita. Uno de ellos es el Glaciar Upsala, que se puede conocer en el paseo a la Estancia Cristina o en el tour Ríos de Hielo, que incluye también el Glaciar Spegazzini. El Balcón de El Calafate, accesible sólo con coches 4×4, es un mirador con vistas panorámicas de la ciudad. El Glaciarium es un museo interactivo de los glaciares, que además tiene un bar de hielo.

  • Alojamiento barato en El Calafate

America del Sur Hostel

El America del Sur Hostel es una enorme cabaña de madera con una hermosa vista a las montañas. El suelo caliente y las chimeneas generan un ambiente muy acogedor, ideal para tomar un vino por la noche y conocer a otros viajeros. Todas las habitaciones tienen baños privados. El hostel tiene una cocina, pero también ofrece cena. El personal es simpático y ayuda a organizar paseos y transfers. La tarifa, sin embargo, no es de las más económicas. Para quienes buscan ahorrar, el Folk Hostel, recién inaugurado, vale más la pena.

 Ushuaia

¿Conoces el fin del mundo? Es así como la ciudad de Ushuaia es conocida. Ella es, de hecho, la ciudad más austral de Argentina y está mucho más cerca de la Antártida que de Buenos Aires. Ushuaia, en Argentina, y Puerto Williams, un pueblo chileno al sur de Ushuaia en la Isla Navarino que es parte del archipiélago de la Tierra del Fuego, pelean por el título de la ciudad más austral del mundo. A pesar de las controversias, una cosa es cierta: los dos pueblos tienen paisajes singulares a los pies de los Andes y al borde del Canal Beagle.

Aunque ya fue habitada por el hombre hace miles de años, Ushuaia es un centro urbano relativamente nuevo. Fue fundada en 1884 a través de la construcción de un gran presidio para marcar la presencia argentina en tierras tan remotas. Hoy la cárcel funciona como el Museo Marítimo, que cuenta la historia de las expediciones por la región.

  • Qué hacer en Ushuaia

Las miles de cosas que hacer en Ushuaia dependen mucho de la época del año. Muchos viajeros optan por ir a visitar en invierno con el propósito de esquiar en el Cerro Castor y hacer actividades en la nieve, como andar en trineo con perros, moto de nieve o cuatriciclo (estos son, por supuesto, algunos de los paseos más caros en la región). De hecho, en el “fin del mundo” hay la temporada de invierno más larga de América del Sur: de finales de junio a finales de septiembre. Además, los días son cortos: en el auge del invierno, el sol sale a las diez de la mañana y se pone a las cinco de la tarde.

El verano es la época perfecta para ir a la Isla Martillo y caminar entre los pingüinos. La temporada es de octubre a marzo, pero el auge de la migración es a partir de enero, cuando la isla recibe hasta 20 mil pingüinos. La excursión por el Parque Nacional Tierra del Fuego es imperdible y en los meses más cálidos del año es particularmente agradable. Entre los principales atractivos están la Laguna Negra, la Bahía Lapataia, la cascada del Río Pipo y el Lago Roca.

Las excursiones tradicionales ofrecen un buen panorama del parque, pasando por sus puntos principales y también por el Correo, el punto terrestre más austral del mundo, donde puedes poner un sello en tus postales. Quienes lo prefieran pueden hacer la Senda Costera, una pista de ocho kilómetros al borde de la Bahía Ensenada que ofrece sorprendentes paisajes a lo largo del camino. Otra alternativa es recorrer el parque con el Tren del Fin del Mundo, el antiguo transporte para los prisioneros que cortaban leña en la cárcel.

El Parque Nacional Tierra del Fuego está ubicado a 12 kilómetros de Ushuaia y la mejor manera de llegar es contratando un traslado, que es ofrecido por varias empresas en diferentes horarios del día (consulta precios en las agencias locales).

Otra actividad agradable en verano es navegar por el Canal Beagle, que ya vale la pena sólo por la vista que ofrece de Ushuaia con la cordillera nevada de fondo. Además, a bordo de los catamaranes que salen del puerto turístico, los viajeros pueden ver lobos marinos (que están en la región todo el año) y el emblemático faro Les Eclaireurs.

Otras excursiones en la región van al Glaciar Martial, desde donde se pueden apreciar unas vistas preciosas de la ciudad; y a la Laguna Esmeralda, de impresionantes tonos verdes (excepto en invierno, cuando se congela). Se puede ir en tours o llegar es con el servicio regular de autobús (consulta los horarios en el puesto de informaciones de la Secretaría de Turismo).

  • Dónde alojarse en Ushuaia

Torre al Sur Hostel

La Torre al Sur Hostel tiene un ambiente bien familiar. La propietaria, Marisa, y su hija, Ana, reciben personalmente los huéspedes y explican todas las excursiones de la región, además de ayudar a organizar el itinerario y hacer las reservas necesarias. El hostel está muy limpio y la calefacción va bien. Las habitaciones son cómodas, tienen baños con agua caliente las 24 horas. La cocina está bien equipada, pero sólo se puede utilizar hasta las 20h. No se puede pagar con tarjeta, así que lleva efectivo encima.

Sobre las autoras

Mila de Oliveira

Es periodista y tiene por pasión viajar lento y escribir. Cree que viajar es una actitud liberadora para las mujeres y por eso comparte sus viajes – en general sola – en su blog Saia Pelo Mundo y en el Instagram @saiapelomundo

Constance Laux

A pesar de haber vivido la mitad de su vida en el sur de Brasil, al mudarse en Buenos Aires la periodista Constance Laux empezó a decir “che” y a tomar mate. Adicta a los mapas, no viaja sin su Kindle y se ha caído de la litera de un hostel (un par de veces). Puedes seguir sus viajes en su Instagram.

Share The World!
INSTAGRAM
EMAIL
Facebook
Facebook
GOOGLE
GOOGLE
/blog/guia-de-argentina/?lang=es
Youtube

Sobre el autor

Mariona Valencia

♊️☀️♓️🌙♏️⬆️ Some call me Mariona, others call me #HostelworldInsider because I'm a Social and Content Executive at Hostelworld. On my insta @marionavalencia I pretend I like to travel so that I don't lose my job.

Inspírate

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos marcados con un * son obligatorios. Los campos obligatorios están marcados con *

Aplicaciones de Hostelworld para móviles

Reserve sobre la marcha con las nuevas aplicaciones móviles de Hostelworld.

Download on App Store Download on Play Store

Busca y reserva desde cualquier sitio, más de 33.000 propiedades en más de 170 países.