Cómo hacer mejores fotos en tus viajes

Cómo hacer mejores fotos en tus viajes

Una parte muy importante de viajar siempre ha sido registrar esos viajes para asegurarnos de que están en un lugar más tangible que nuestra memoria y  ayudarnos a recordarlos siempre. Hay muchas formas de llevar este registro (escribir un diario de viaje, dibujar…), pero la más popular es sin duda hacer fotos.

Ahora que hacer fotos buenas es más fácil que nunca —todos llevamos una cámara de bastante calidad siempre con nosotros, ¡el smartphone!—, no tenemos excusa para no hacerlas. Y, sin embargo, muchos nos hemos visto de vuelta en casa, viendo las fotos de nuestro último viaje y pensando que podrían ser mucho mejores. Especialmente si las comparamos con las de ese amigo al que conocimos en el hostel y con el que pasamos unos días: con su smartphone peor que el tuyo sacó fotos mucho mejores. ¿Es solo una cuestión de talento?

Sí, hay personas que hacen mejores fotos que otras, porque tienen más conocimientos de fotografía, ojo natural para la composición o simplemente más experiencia. Y también está claro que no todas las cámaras de los smartphones son iguales. Pero no tienes que hacer un curso de fotografía (aunque podrías) ni cambiar de móvil: si sigues estos consejos, podrás sacarle mucho más partido a tu cámara y descubrir al fotógrafo que llevas dentro.

Conoce tu cámara

A pesar de la mala prensa que arrastran aún en ciertos círculos las cámaras de los smartphones, lo cierto es que su calidad suele ser ya muy alta. Desde luego, mucho mayor que el de la clásica compacta de toda la vida y también mejor opción que ir con un camarón réflex que no sabes utilizar. Pero para que de verdad las fotos de tu viaje queden impresionantes, lo ideal es conocer bien todas las posibilidades que tiene tu cámara.

  • Limpia la lente. Nos pasamos el día con el móvil en las manos, por lo que lo habitual es que la cámara se lleve algunos dedazos. Si notas que no enfoca bien o que las fotos salen como con un filtro raro, limpia la cámara. Basta con echar un poco de aliento y luego limpiarla con la camiseta. Es rudimentario, sí, pero el truco me lo enseñó un fotógrafo profesional y noté de forma instantánea que la cámara de mi móvil era muchísimo mejor de lo que yo creía.
  • Aprende a enfocar y medir la luz. En casi todas las cámaras de los smartphones es igual: toca en la pantalla el punto que quieras que enfoque. Normalmente, se medirá también ahí la luz. En fotos a contraluz, para que no salga todo muy quemado o muy negro un buen truco es usar un flash suave para iluminar a las personas que están posando en el momento de la foto.
  • Experimenta con la app de la cámara. Antes de ponerte a instalar aplicaciones de fotos, explora la que viene ya de forma nativa en el teléfono y conoce bien todas las opciones. Suelen incluir un modo manual en el que puedes ajustar distintos parámetros, opciones de escenas para fotografiar paisajes, personas, lugares de poca luz, etc. o incluso filtros, como el de belleza. Prueba con y sin y distintas combinaciones.
  • Evita el flash siempre que puedas; olvida el zoom siempre. Lo del flash vale para cualquier cámara: la luz natural siempre es mejor. A veces es imprescindible —típicas fotos de noche de fiesta—, pero si el objetivo es buscar fotos de calidad (no es siempre el objetivo), mejor desactiva el flash. En cuanto al zoom, lo habitual es que las cámaras de los smartphones tengan solo zoom digital y no óptico. El zoom digital es en realidad un zoom de mentira (es lo mismo que ampliar la foto cuando ya está hecha) y siempre se pierde calidad.
  • ¡Prueba apps! Una vez que ya tienes claro todo lo que puede hacer la cámara del móvil sin instalar ningún extra, explora también distintas apps de fotografía. Hay dos tipos principales: las que sustituyen a la app de la cámara (es decir, sacas la foto con ella) y las de edición. Las primeras son prácticas si la aplicación de cámara de tu smartphone no te gusta o se te queda corta: muchas permiten más control, en otras simplemente te gustará más la interfaz. En algunos casos permiten sacar la foto ya con un filtro puesto, pero esto es mejor hacerlo a posteriori: sacar una foto normal y luego editarla o añadirle filtros. Algunas de las mejores son VSCO, ProShoot, OpenCamera o SnapSeed. Para sacar fotos con efecto retro, tienes Huji Cam o 1888, entre otras (pero insisto, mejor añadir el filtro después y guardar la foto original por si en algún momento te deja de gustar el look analógico).

Lo que fotografías

Tan importante como controlar bien la cámara es escoger bien qué, cómo y cuándo fotografías. Es decir, lo que pones delante del objetivo. Estos son algunos consejos para unas fotos de viajes más interesantes:

  • Busca la regla de los tercios. Es muy sencilla y mejora todas las fotos: imagina que la pantalla está dividida en 9 partes por dos líneas verticales y dos horizontales. Pon los objetos o centros de interés de la foto en los puntos en los que esas líneas se cruzan. Si estás fotografiando paisajes, pon el horizonte en una de las líneas horizontales (en la de abajo si quieres dar protagonismo al cielo, en la de arriba si quieres dar protagonismo al paisaje).

Chaki

  • Prioriza los detalles sobre las fotos generales. ¿Quién no ha sacado nunca una foto de un mercado, de una plaza o de una calle llena de gente y se ha quedado un poco frío con el resultado? Algunas fotos generales están bien, pero lo que de verdad hará que nuestro álbum de fotos de un viaje llame la atención son las fotos de detalles. Acércate a los objetos, haz una foto de unas frutas en el mercado en vez de la general de varios puestos, fotografía una puerta en vez del edificio entero… ¡Abre bien los ojos!
  • Muévete. Tendemos a hacer fotos de pie y poniendo la cámara (el móvil) a la altura de los ojos, pero las fotos más interesantes no salen así. Agáchate, cambia de lado, busca distintas perspectivas y composiciones, crea relaciones entre objetos haciendo que aparezcan más cerca o más lejos…
  • Pero busca la estabilidad. No hay nada peor que las fotos movidas o borrosas cuando no es un efecto buscado. Evítalo sujetando el móvil con las dos manos, apoyando los codos o el smartphone en algo si puedes o incluso yendo con un trípode de viaje: son pequeños, ligeros y se sujetan a cualquier cosa.
  • Escoge las horas de mejor luz. Es decir, el amanecer y el atardecer. Es lo que en inglés llaman la golden hour, la hora dorada. La luz es tan bonita y especial que te dará para muchas de esas fotos en las que puedes poner con orgullo que #nofilter. Puedes organizar una salida con la gente del hostel para hacer fotos a la salida del sol. Además, las fotos al amanecer tienen otra ventaja: conseguirás que no haya gente en los lugares más turísticos.

  • No te olvides de ti y tus amigos. En plena era selfie esto parece un consejo totalmente innecesario, pero hay mucha gente que prefiere no salir en las fotos. Y a veces también estamos tan cegados por el lugar precioso en el que estamos y por querer hacer fotos buenas que nos olvidamos de la gente. No lo hagas. Aunque ahora no te guste verte, aunque te dé vergüenza pedirle a esa persona del hostel una foto juntos, aunque a tus amigos ya los tengas muy vistos, cuando veas esas fotos en el futuro agradecerás mucho las caras conocidas y las caras olvidadas. Incluso la tuya, que probará que estuviste ahí de verdad.

@marionavalencia

Tu actitud

Ya usas bien la cámara y eres un experto en escoger ángulos originales y en composición fotográfica. Solo te falta no olvidar lo más importante cuando viajamos: ir con los ojos bien abiertos.

  • Todo es fotografiable. Muchas veces, y más en estos tiempos de Instagram, viajamos ya sabiendo un poco lo que vamos a fotografiar. Vamos de punto turístico a punto turístico sin pararnos a contemplar el camino que nos lleva de un lugar a otro. Pero (y perdón por el tópico) lo importante es el viaje, no el destino. Intenta olvidar todo lo que sabes del lugar en el que estás, todo lo que has leído sobre lo que hay que visitar o lo que vale la pena y lo que no. Mira a tu alrededor.
  • Fíjate en qué fotografían otras personas. Y no me refiero a todo el grupo de turistas haciendo lo mismo, sino a esa persona apartada del grupo que apunta en otra dirección. Sí, es un poco copiar, pero una forma muy buena de descubrir ángulos distintos y aprender a mirar las cosas de otra forma. Esta foto la hice así: estaba en Edimburgo en una calle no muy bonita y apareció un chico haciendo pompas de jabón. Todo el mundo lo fotografiaba a él, pero vi que un señor apuntaba a los edificios. La foto resultante es de mis preferidas.

@mrs_joness

  • Sé respetuoso. Especialmente al fotografiar a gente, intenta pedir permiso. ¿Cómo mejorará eso tus fotos? Si antes de ponerle a alguien la cámara delante, con más o menos disimulo, hablas un poco con ella, creas una pequeña relación y, finalmente, pides la foto, tendrás una imagen más cercana, quizá una sonrisa, y una historia que contar cuando enseñes la foto. Además, puede que hasta te descubran algo nuevo que fotografiar en lo que no te habías fijado.

Y, lo más importante de todo: juega y experimenta. ¿Cuáles son tus trucos para hacer fotos buenas cuando viajas?

📚 Sobre la autora 📚

 

Ana Bulnes

Periodista freelance. Escribo sobre cultura, lengua, tecnología y viajes. Mis cosas preferidas son ir a conciertos, leer y despertarme en un país extranjero. Me puedes encontrar en mi blog, en Instagram, en Facebook y en Twitter.

Share The World!
INSTAGRAM
EMAIL
Facebook
Facebook
GOOGLE
GOOGLE
/blog/hacer-mejores-fotos-de-viaje/?lang=es
Youtube

Sobre el autor

Mariona Valencia

♊️☀️♓️🌙♏️⬆️ Some call me Mariona, others call me #HostelworldInsider because I'm a Social and Content Executive at Hostelworld. On my insta @marionavalencia I pretend I like to travel so that I don't lose my job.

Inspírate

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos marcados con un * son obligatorios. Los campos obligatorios están marcados con *

Aplicaciones de Hostelworld para móviles

Reserve sobre la marcha con las nuevas aplicaciones móviles de Hostelworld.

Download on App Store Download on Play Store

Busca y reserva desde cualquier sitio, más de 33.000 propiedades en más de 170 países.