Mochileando en silla de ruedas

Mochileando en silla de ruedas

A mi marido Javier y a mí, María José, siempre nos ha gustado el estilo de vida mochilero, y nunca hemos dejamos que la silla de ruedas de Javier nos impidiera viajar y alojarnos en hostels (es cuadripléjico con una lesión completa C5-C6). Después de varios viajes cortos, el 30 de Julio de 2018 decidimos lanzarnos a la aventura y mochilear durante tres meses y medio.

Bali, Japón, Turquía, Israel y Grecia fueron algunas de las paradas de nuestro recorrido. Para cuidar el presupuesto decidimos alojarnos en hostels con literas, a veces incluso en lugares con escalones y destinos poco accesibles no recomendados para usuarios de sillas de ruedas. Y, pese a tener que buscarnos la vida en más de una ocasión, ¡nos dimos cuenta de que podíamos lograr lo que nos propusiéramos y lo disfrutamos al máximo!

Después de nuestra increíble experiencia, queremos motivar a todas las personas que tengan algún grado de discapacidad a moverse por el mundo, no necesariamente en grupos grandes, ni con un súper presupuesto. ¡Puedes moverte simplemente planificando tus rutas y pidiendo ayuda a personas que te cruces en tu camino! Nosotros nos dimos cuenta de que todo el mundo quiere ayudar, ¡y esto nos permitió llegar a lugares impensables!

1. Antes del viaje

Mantenimiento de la silla

Antes que nada, es esencial realizar un mantenimiento previo de la silla de ruedas. Es muy importante chequear los frenos, los neumáticos, las cámaras traseras, los rodamientos de las ruedas delanteras y las horquillas. Cuanto más largo sea el viaje, mejor preparado tienes que estar. En nuestro caso, con el objetivo de 3 meses de viaje, compramos ruedas nuevas (Schualbe marathon plus), empacamos un par de tubos de repuesto, rodamientos adicionales para ruedas delanteras y horquillas. Además, era necesario llevar con nosotros algunas herramientas, conjunto de llaves Allen y alicates. ¡Revisa qué herramientas son las más importantes para tu silla de ruedas e inclúyelas en tu maleta! También, considera empacar una pequeña cantidad de grasa para que los ejes y rodamientos funcionen sin problemas, especialmente si planeas exponer la silla a altos niveles de humedad, agua, tierra o arena.

Javier se mueve en una silla de ruedas manual, por lo tanto, para poder hacer este viaje necesitamos el uso del smart drive (motor que se engancha en la parte posterior de la silla de ruedas). Si ya tienes uno, asegúrate de que esté en buenas condiciones, ¡ya que lo necesitaras todos los días!

¿Cómo elegimos el lugar para dormir?

Cuando busques alojamiento en Hostelworld, asegúrate que el hostel que elijas tenga ascensor o habitaciones en el primer piso. Hay casos en los que la oferta disponible no se ajustará a tu presupuesto por lo que será necesario guiarte por las fotografías o directamente contactar al hostel (puede ser a través de teléfono, mail o Facebook).

Las ciudades en las que dormimos en hostales en habitaciones compartidas fueron Tokyo (Anne Hostel Yokozuna), Estambul (Bunk hostel), Jerusalén, y Barcelona (St Christopher’s).

2. Una vez en el hostel

Privacidad en las habitaciones

Por lo general, en los dormitorios de los albergues hay poco espacio, por lo que la privacidad no es mucha, ¡así que tendrás que armarte de ingenio y crearlo tú mismo!

En primer lugar, intenta buscar habitaciones con menos cantidad de camas, máximo de 8. Si no se puede, habrá que elegir una de 12. Cuantas menos personas haya, más privacidad tendrás.

Durante el momento de hacer la reserva, recuerda comentar al hostel que vas en silla de ruedas y que necesitas una cama de abajo. Otro de los factores importantes a considerar al hacer la reserva es si las camas llevan cortinas. Si no existe la posibilidad, puedes crearlas colgando el cubrecama y una toalla por encima de la cama, así podrás vestirte y desvestirte con tranquilidad.

Las camas de hostels en los que nos quedamos en Tokyo y Barcelona tenían cortina, algo que nos hizo la vida un poquito más fácil.

Los baños

Mucha gente nos pregunta cómo lo hacíamos con los baños. Hay que tener en cuenta que, para viajar con un presupuesto acotado, y con una silla d ruedas, hay que estar dispuesto a hacer algunos sacrificios. Por ejemplo, ducharse menos veces a la semana, usar baños públicos y lavarse los dientes fuera del baño. Muchas veces los lugares de alojamiento no están equipados con baños accesibles y hay que estar dispuesto a buscar otras alternativas.

En algunos casos tuvimos que utilizar baños de aeropuertos, de trenes o de centros comerciales. Cuando ya llevábamos varios días alojados en algún lugar sin baños accesibles, pagábamos un poco más por un día en un lugar donde sí los hubiera.

3. Cómo llevar las mochilas

Siempre llevábamos las mochilas entre los dos. Como nuestro viaje era de 3 meses y medio, andábamos con 2 mochilas grandes y una mochila de mano. La mochila de 65 L la llevaba Javier colgando de la silla de ruedas, y la de manos en sus piernas. Es importante compensar el peso de la mochila trasera con el bolso de las piernas para así no correr el riesgo de voltear hacia atrás.

El beneficio de la silla de ruedas es que puedes cargarla bien pesada y no impacta en el desplazamiento. Eso sí, ten mucho cuidado con las condiciones del suelo, si son pobres e irregulares, vigila tus ruedas delanteras.

Yo estaba a cargo de llevar la mochila de 40 L, ya que, es importante mantener las manos libres para asistir a la silla de ruedas. En el caso de viajar con 2 sillas de ruedas, pongo la mochila encima de la segunda silla y empujo la silla, lo que requiere que el usuario de la silla sea independiente para desplazarse.

4. Como desplazarse por las calles o por parques nacionales

Durante el viaje nos encontramos con estándares de accesibilidad muy diferentes. Cuando estábamos en zonas urbanas con veredas y rebajes bien diseñados no había ningún problema en circular. Pero hay que estar preparados también para hacerlo por lugares en los que faltan los rebajes, las veredas son estrechas y los suelos irregulares. ¡Por no hablar de los obstáculos como árboles, postes y veredas inexistentes!

Técnicas utilizadas

Para suavizar los obstáculos y las irregularidades del camino, utilizábamos estas técnicas:

  • Bajar pendientes elevadas hacia adelante en 2 ruedas.
  • Bajar pendientes muy elevadas para atrás. El acompañante lleva los brazos completamente estirados para no hacer fuerza con los brazos ni la espalda, sino que utiliza las piernas. De esta forma el usuario de silla de ruedas no se enfrenta directamente a la pendiente y corre menos riesgos de caer. También puede compensar el peso utilizando los frenos de la silla para ayudar al asistente.
  • Pasar los baches a dos ruedas.
  • Bajar los rebajes para atrás con las 4 ruedas en el suelo.
  • Cuando el camino ya se ponía demasiado complejo, pedíamos ayuda a un tercero.

Hubo ciertos lugares donde queríamos verlo todo, pero el transporte público no era accesible. Esto nos pasó en Bali, Creta y Sicilia, y decidimos alquilar un coche. Busca bien en Google y no aceptes la primera oferta, ¡nosotros terminamos alquilando un coche por 3€ en Sicilia!

5. Accesibilidad en los países y ciudades

Para terminar este post, nos gustaría proponer un ranking de los países y ciudades por los que hemos pasado teniendo en cuenta la accesibilidad para un usuario de silla de ruedas.

Máxima accesibilidad

Barcelona (la única ciudad española que visitamos) y Japón, concretamente Tokyo y Kyoto. En Japón, cuanto más te alejes de las grandes ciudades, más básica será la infraestructura.

  • Aeropuertos impecables, con excelente atención a los usuarios de sillas de ruedas.
  • Baños accesibles públicos y en restaurantes.
  • Veredas impecables.
  • Rebajes bien hechos.
  • Transporte público adaptado, con ascensores para salir del metro, taxis accesibles, etc.
  • Hostels adaptados para recibir usuarios de silla de ruedas.

Media accesibilidad

Durante nuestro recorrido, los lugares con una accesibilidad media fueron Creta, Sicilia y Jerusalem.

  • Aeropuertos impecables, con excelente atención a los usuarios de sillas de ruedas.
  • Baños públicos escasos.
  • Veredas en buen estado en la gran mayoría de los lugares, en otros era mejor utilizar la calzada.
  • Rebajes en condiciones insuficientes.
  • Transporte público poco adaptado en Creta y Sicilia. En Creta hay buses accesibles que te llevaban de una ciudad a otra, pero nada más. En Sicilia, únicamente hay algunos trenes accesibles en Palermo.
  • En cambio, en Jerusalem el transporte público es 100% accesible.

Pobre accesibilidad

En el caso de Egipto, Bali y Turquía, nos encontramos con ciudades poco adaptadas, con una accesibilidad muy pobre.

  • En los aeropuertos faltaba entrenamiento del staff para tratar con usuarios de silla de ruedas, muchas veces no sabían qué hacer. En Indonesia nos tocó subir las escaleras del avión porque no tenían vehículo elevador.
  • No había baños públicos para personas con discapacidad.
  • Aceras en mal estado o muy angostas, por lo que nos movíamos por la calzada.
  • No hay rebajes.
  • No había transporte público para usuarios de silla de ruedas ni en Egipto ni en Bali. En Turquía era posible ingresar al metro y al ferry.

Como puedes ver, los niveles de accesibilidad del entorno varían de forma importante de un destino a otro. Para nosotros la infraestructura accesible no era importante a la hora de elegir nuestro destino, quizás para ti lo sea en mayor medida. En cualquier caso, recuerda siempre informarte previamente sobre el destino que vas a visitar y planifica con antelación los lugares a por los que quieres pasar.

¡Esperamos haberte dado una idea de cómo mochilear en silla de ruedas! Nosotros pensamos que, todo se puede hacer si se desea, así que, no tengas miedo a viajar y moverte, incluso si tienes un presupuesto bajo, ¡y acuérdate de que siempre habrá gente dispuesta a ayudarte!

📚Sobre los autores📚

Rueda Nómada

María José y Javier, el segundo es usuario de silla de ruedas y ambos recorren el mundo con un presupuesto ajustado, alojándose en habitaciones compartidas y moviéndose en transporte público. A través de su blog inspiran a muchísimas personas a conocer el mundo y a su gente. ¡Síguelos en Instagram!

Share The World!
INSTAGRAM
EMAIL
Facebook
Facebook
GOOGLE
GOOGLE
/blog/mochileando-en-silla-de-ruedas/?lang=es
Youtube

Sobre el autor

Mariona Valencia

Queen of fancy cocktails and anything with jalapeños 🔥

Inspírate

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos marcados con un * son obligatorios. Los campos obligatorios están marcados con *

Aplicaciones de Hostelworld para móviles

Reserve sobre la marcha con las nuevas aplicaciones móviles de Hostelworld.

Download on App Store Download on Play Store

Busca y reserva desde cualquier sitio, más de 33.000 propiedades en más de 170 países.