¡Pierde el miedo a hacer autostop! 👍

¡Pierde el miedo a hacer autostop! 👍

La práctica del autostop era una de esas cosas que siempre me había atraído, pero, al mismo tiempo, me daba mucho miedo. La cara que ponía mi madre cuando el tema salía a relucir, hablando de algún viaje, tampoco ayudaba. En mi casa no se entendía la necesidad de subirse al vehículo de un desconocido, “habiendo autobuses, trenes y todo tipo de transporte público para llegar a los sitios”. Yo compartía muchos de esos pensamientos, pero ahora veo que no era más que miedo disfrazado de “no hay necesidad de ello”.

Hasta que la hubo.

Fue durante un viaje a Marruecos, haciendo ruta de Marrakech al Sáhara, donde el transporte público en muchos casos era una utopía. Viajaba con un grupo de amigos y prácticamente se podría decir que no nos quedó más remedio que salir de nuestra zona de confort y lanzarnos a hacer dedo. ¿El resultado? Una de las mejores experiencias de nuestra vida que todos incorporamos a nuestra forma de viajar habitualmente desde ese día.

La “necesidad” ante la falta de alternativas fue una situación propicia para romper el hielo y lanzarse a probarlo, pero a medida que he ido moviéndome en autostop por distintos países me he ido dando cuenta de que hacer autostop engancha. Te brinda mucha más flexibilidad que el transporte público para descubrir pueblos y ciudades intermedias que de otra forma (con un ticket en la mano que te lleva del punto A al punto B) nunca hubieras conocido, y te permite conocer mucho mejor la cultura y las personas del lugar donde te encuentras.

Si tú también te animas y quieres vivir la experiencia de hacer autostop, ten en cuenta estas recomendaciones para conseguir que te lleven y viajar con seguridad:

1. Infórmate sobre las leyes y costumbres del país

En España, por ejemplo, está prohibido hacer dedo en autopistas y autovías. En otros países, como Tailandia o Islandia, es una práctica habitual debido a la escasez de transporte público de algunas zonas.

2. Planifica tu ruta

Es importante identificar los puntos intermedios entre origen y destino para saber si te interesa que te lleven allí en caso de no conseguir transporte hasta el propio destino.

✨ ¿Te quedas a hacer noche por el camino? Reserva tu hostel.

📷 @miquel_such

3. Apps de geolocalización

Un buen truco es descargarse una app de geolocalización sin conexión y el correspondiente mapa del área geográfica. A mí siempre me ha funcionado muy bien maps.me.

4. Paciencia

El autostop no es un buen amigo de las prisas. Si vas a coger un avión o tienes una cita importante en un momento concreto, es mejor que tomes un medio de transporte oficial o, si hace falta, un taxi para asegurarte de que llegas a tiempo.

5. Prudencia

Si puedes elegir, es mejor hacer autostop de día. Ten cuidado también mientras haces dedo al borde de la carretera. No te acerques demasiado al tráfico para evitar el riesgo de atropellamiento.

6. Elige un buen lugar

¿Dónde ponerse para conseguir un viaje en autostop? Debe ser un sitio donde los coches puedan parar con seguridad y donde se nos vea desde lejos (si nos ponemos al doblar una esquina es muy complicado que los conductores tengan tiempo de reaccionar).

También es importante que sea a la salida de una ciudad o pueblo para tener más posibilidades de que alguien vaya hacia nuestro destino. Paradas de autobús, estaciones de tren o gasolineras suelen ser buenas ideas para conseguir que nos lleven. Siempre es más fácil si puedes hablar con el conductor cuando está detenido, que conseguir que se pare al verte.

7. Tu cuerpo también comunica

Una sonrisa, establecer contacto visual con los conductores y tener un aspecto aseado suelen ayudar a conseguir que los coches se detengan. ¡La actitud cuenta!

8. Cartel

No es imprescindible, de hecho, yo lo he usado pocas veces, pero puede facilitarnos las cosas. Si decidimos hacer uno, procuremos que sea con letras oscuras sobre fondo claro (¡debe verse desde lejos!) y poniendo un punto intermedio que nos venga bien antes del destino final.

📷 @miquel_such

9. Fíate de tu intuición

Si quien te ha parado no te da buena espina o parece demasiado interesado en llevarte, no te subas a su vehículo. Rechaza su oferta con amabilidad y sigue probando.

10. Asegúrate de que se mantiene la ruta acordada

Una vez en el coche, vete fijando en los carteles que van apareciendo en el camino. También puedes usar la app de geolocalización para asegurarte de que vais en la dirección acordada. Si ves que el vehículo se desvía, pide que se detenga, bájate y trata de conseguir otro viaje en la dirección que te interesa.

11. Sé un buen pasajero

Tú te estás fiando de alguien que asegura que te llevará a otro sitio, pero piénsalo desde su punto de vista. Él o ella también se está fiando de ti, te está dejando montarte en su vehículo y te está ayudando a llegar a tu destino. Sé amable, no invasivo, da las gracias y compórtate siempre con el máximo respeto.

12. ¡Las chicas también hacemos autostop!

¿Viajas sola o con una amiga? También puedes hacer autostop, ¡por supuesto! Extrema la prudencia en el momento de elegir si te subes o no al vehículo que se ha detenido y, si no lo ves claro, no lo hagas. Una vez te subas, puedes mandar discretamente un mensaje a alguien de confianza indicando el punto donde te han recogido, a dónde te diriges y la marca, modelo y matrícula del coche en el que viajas.

Durante el viaje, un buen truco es comentar que te están esperando en el punto de destino. También suele ser buena idea preguntarle al conductor por su familia durante la conversación, e incluso (si cuadra por edad) identificarte con su hija. Si de todas formas detectas insinuaciones o cualquier signo de peligro, pon una excusa para bajarte cuanto antes (por ejemplo, que quienes te esperaban en el destino te acaban de avisar de que han cambiado de ubicación).

📷 @miquel_such

El autostop nos puede parecer peligroso por la incertidumbre que conlleva, pero una vez lo pruebas te das cuenta de que no lo es tanto como parece. La inmensa mayoría de la gente tiene buena intención y te proporcionarán una experiencia agradable, ¡disfrútala!

👏 ¡Gracias @patchinpixels y @fuigosteicontei por la foto de portada!

¡Sigue leyendo!

👉30 regalos perfectos para mochileros

👉Qué tienes que saber antes de hacer una working holiday en Australia y Nueva Zelanda

👉Cómo sobreviví a -30ºC en Laponia

📚Sobre la autora 📚

Mariona Sanz

Mariona Sanz (Barcelona,1989). Periodista y escritora mediterránea. Viajo lento y escribo sobre desarrollo personal, educación emocional y feminismo. Sobre mi mesa, ahora mismo, dos proyectos: el documental Voices of Skjálfandi y MarionaSanz.com. Instagram @sanzmerions

 

Share The World!
INSTAGRAM
EMAIL
Facebook
Facebook
GOOGLE
GOOGLE
/blog/perde-el-miedo-a-hacer-autostop/?lang=es
Youtube

Sobre el autor

Mariona Valencia

Queen of fancy cocktails and anything with jalapeños 🔥

Inspírate

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos marcados con un * son obligatorios. Los campos obligatorios están marcados con *

Aplicaciones de Hostelworld para móviles

Reserve sobre la marcha con las nuevas aplicaciones móviles de Hostelworld.

Download on App Store Download on Play Store

Busca y reserva desde cualquier sitio, más de 33.000 propiedades en más de 170 países.