22 cosas que hacer en Sri Lanka para mochileros

22 cosas que hacer en Sri Lanka para mochileros

Sri Lanka es un tesoro escondido en el Océano Índico, que muchas veces queda solapado por su gigante país vecino, la India. Este increíble país tiene algunas de las personas más amables y los paisajes más increíbles del mundo. Hay muchísimas más cosas que hacer en Sri Lanka de las que caben en un simple artículo, pero seguro que estas 22 ya te convencerán para visitar este magnífico país.

1. Bañarse en Negombo

Recal Media en Unsplash

Una de las mejores cosas que hacer en Sri Lanka al llegar, para aclimatarse al país, por supuesto, es hospedarse en las playas de Negombo. Aquí no solo encontrarás hermosos aterdeceres, agua cristalina y pescadores errantes, ¡también es un buen lugar para salir de fiesta gracias a la cantidad de bares ingleses de esta zona!

¿A qué esperas? ¡Encuentra tu hostel en Negombo!

2. Explora Colombo

La otra opción clásica al llegar a Sri Lanka es ir para Colombo, la mayor ciudad del país. Ideal para conocer en un día, este antiguo “puerto de mangos fragante” es la perfecta combinación entre modernidad y tradición. Piérdete por el barrio musulmán de Pettah, come el mejor cangrejo en Ministry of Crab y disfruta de templos budistas como el Gangaramaya.

¿A qué esperas? ¡Encuentra tu hostel en Colombo!

3. Desconocida Jaffna

Louise Burton en Unsplash

La zona norte de Sri Lanka fue durante 23 años el campo de batalla de la guerra civil entre cingaleses y tamiles. Por suerte, años después de la contienda esta región despierta al viajero en forma de playas e islotes perdidos, una cultura diferente o templos inspirados por el color del sur de India. Una cosa menos popular que hacer en Sri Lanka que merece mucho la pena.

¿A qué esperas? ¡Encuentra tu hostel en Jaffna!

4. Ceremonias en Anuradhapura

@lauramendez5

El Triángulo Cultural es una de las cosas más populares que hacer en Sri Lanka. Un conjunto de templos y antiguos ciudades imperiales perdidos en mitad de la selva cuya primera parada vía Colombo suele ser Anuradhapura. Un yacimiento de ruinas y estupas cuya principal atracción reside en las numerosas ceremonias religiosas celebradas por los peregrinos al alcanzar este lugar de en sueño. Sin duda, uno de las mejores cosas que hacer en Sri Lanka.

¿A qué esperas? ¡Encuentra tu hostel en Anuradhapura!

5. Escala Sigiriya

El lugar más famoso de Sri Lanka no es una playa ni un templo budista. Sino una enorme roca que sobresale en mitad de la selva y que hace más de 500 años fue utilizada para construir una mítica fortaleza. Años después, la también conocida como Gran Roca del León invita a ascender por sus escarpadas laderas, descubrir sus pinturas rupestres y restos arqueológicos para desembocar en una cumbre desde la que sentirte el rey del mundo.

¿A qué esperas? ¡Encuentra tu hostel en Sigiriya!

6. Y contemplala desde Pidurangala Rock

@lauramendez5

Bueno, Sigiriya es un obligado, pero descubrir la roca desde la que obtener las mejores vistas no se queda atrás. Tras una escalera de rocas y ramas, Pidurangala Rock, situada a pocos metros de Sigiriya, regala la mejor instantánea de la roca más bonita del mundo. Eso sí, mejor acércate al atardecer y conquista a los seguidores de tu feed de Instagram.

7. Toma una bici en Polonnaruwa

Al igual que Anuradaphura, Polonnaruwa es otra ciudad budista que abarca un radio de 8 kilómetros cuadrados al este del Triángulo Cultural. Ideal para descubrir en bicicleta, la ciudad despliega un sinfín de estupas y restos que giran en torno al Gal Vihara, un conjunto de esculturas que representa a 3 Budas en diferentes posiciones, siendo la del Buda dormido la más famosa del complejo.

¿A qué esperas? ¡Encuentra tu hostel en Polonnaruwa!

8. Las cuevas de Dambulla

El último borde del Triángulo Cultural lo compone Dambulla y su famoso templo. Un conjunto de hasta 80 cuevas de las cuales 5 están abiertas al público conteniendo decenas de estatuas de Buda bajo un techo pintado exquisito. Comprueba la la entrada de tickets antes de llegar (puede ser algo confuso el acceso) y saluda al gigante Buda dorado que despide a todos los visitantes.

¿A qué esperas? ¡Encuentra tu hostel en Dambulla!

9. Pasea por el lago de Kandy

Si nos dirigimos hacia el sur desde Dambulla llegaremos al corazón espiritual de la antigua Ceilán: Kandy, ciudad donde reside el famoso Templo del Diente de Buda que esconde uno de los caninos del maestro. Una ciudad asomada a un lago donde sus mercados contrastan con las colinas tropicales que aguardan el famoso Buda blanco de Bahirawakanda Temple, ideal para obtener las mejores panorámicas de Sri Lanka.

¿A qué esperas? ¡Encuentra tu hostel en Kandy!

10. De Kandy a Ella en tren

@lauramendez5

Dicen que el trayecto en tren de Kandy a Ella es uno de los más bonitos del mundo. Y puedo confirmarlo. El ascenso a las Highlands de Sri Lanka es un espectáculo en forma de plantaciones de té, cascadas y bosques envueltos en niebla único. Si no, tampoco te ibas a aburrir, ya que los trenes de Sri Lanka rebosan vida a través de unos pasajeros que van desde vendedores de frutas hasta mujeres que te leen la mano.

11. Las fragantes plantaciones de té de Nuwara Eliya

Convertido en uno de los mayores exportadores de té del mundo, Sri Lanka encuentra en la zona montañosa de Nuwara Eliya el mejor lugar en el que perderse. Extensas plantaciones de té donde podrás asistir a la recogida y elaboración del delicioso té negro en un ambiente tan contemplativo y fascinante como las Highlands de la antigua Ceilán.

¡Encuentra tu hostel en Nuwara Eliya!

12. De cervezas por Ella

Cuando llegas a Ella es como estar en un pequeño pueblo occidental en el corazón de Asia. Cervecerías, tiendas de bisutería y discotecas se entremezclan con un ambiente de buen rollo único donde no faltan los mejores hostels. Ideal para descansar durante tu viaje a Sri Lanka antes de madrugar para  conquistar las mejores rutas de trekking.

¿A qué esperas? ¡Encuentra tu hostel en Ella!

13. Fotografía el Puente de los Nueve Arcos

Otra de las cosas más importantes que hacer en Sri Lanka es visitar este puente. A mediados del siglo XX, un puente fue erigido entre plantaciones de té y palmerales a 2 kilómetros del pueblo de Ella. Un monumento erosionado por el tiempo y resucitado gracias a unas redes sociales enamoradas de este majestuoso icono. Tómate un coco partido mientras desciendes, pasea por las vías y aguarda en un rincón esperando a que el tren pase para tomar la mejor instantánea.

14. Trekking hasta Adam’s Peak

En las zonas más montañosas de Sri Lanka no vas a cansarte de andar, y el mejor ejemplo es Adam’s Peak. Una cumbre donde la presencia de una famosa huella lleva siendo motivo de debate desde hace años, ya que los budistas la asocian a Buda, los hindúes a Shiva, los cristianos a Santo Tomás y los musulmanes a Adam. En cualquier caso, esta ruta de 4 horas hasta el mundo de las nubes está entre las cosas más recomendables que hacer en  Sri Lanka, especialmente si madrugas lo suficiente para ver el amanecer más alucinante de tu vida.

15. ¿Cómo es el Fin del Mundo?

Gwen Fran en Flickr

Las Highlands están llenas de propuestas de trekking aprovechando sus alturas. Y una de ellas es, sin duda, World’s End. Ubicado en el recomendable Horton Plains National Park, este mirador de infarto invita a realizar una ruta de 9 kilómetros (alrededor de unas 3 horas) hasta llegar a una cumbre desde la que obtener vistas inmejorables del “techo de Sri Lanka”. Si además vas con tiempo, no te puedes perder una visita a las Cascadas Baker, no lejos del mirador.

16. ¡Cómete un buen kottu!

Me he enfrascado con las actividades y los lugares que ver en Sri Lanka sin mencionar otro de los grandes aspectos del país: ¡su comida! Porque sí, voy a ser sincero, casi todo pica, pero pocos pueden resistirse a un suculento curry con arroz, un rothi relleno o el kottu, plato nacional que consiste en una mezcla de verduras, pan chapati, huevo o carnes troceadas servidos en una misma mezcla.

17. Un atardecer en Coconut Tree Hill

@travel_missy2.0

Si sigues por la carretera Mirissa-Matara y te desvías a los 10 minutos, llegarás a un tiki-bar que custodia una colina salpicada de cocoteros. Adentrada en el Índico, Coconut Tree Hill es un pequeño paraíso en el que sentarse a despedir el día mientras solo queda el sonido del océano y los susurros de los visitantes. Mágico.

¿A qué esperas? ¡Encuentra tu hostel en Mirissa!

18. Llegando a Secret Beach

@lauramendez5

En Mirissa, muchos os hablarán de Secret Beach, esa playa no tan secreta escondida en una de las colinas de la zona. Parte desde el pueblo de Mirissa y bordea el trópico por el lado este, la mejor forma de apreciar aún mejor la recompensa que supone llegar a una playa tranquila y cristalina abrazando la selva. ¡Ah! Y llévate las gafas de buceo.

19. Weligama y su cultura surfera

Mirissa es una playa animada. Tanto, que quizás en algún momento te apetezca visitar Weligama Bay, una zona de surf a tan solo 6 kilómetros (toma un bus, no lo olvidarás) donde las aguas son más tranquilas y se respira un ambiente más local. Ideal para domar las olas, probar marisco o pasear hasta Trapobane Island, un resort alojado en un exuberante islote acariciado por las olas.

¿A qué esperas? ¡Encuentra tu hostel en Weligama!

20. ¿Y los pescadores zancudos?

Dan Lundberg on Flickr

Durante la Segunda Guerra Mundial, los pescadores más pobres de la costa sur de Sri Lanka comenzaron a utilizar restos de barcos y aviones para obtener mejores panorámicas a la hora de pescar. Poco después, a uno de ellos se le ocurriría utilizar un zanco en lugar de una hélice. Si bien hoy día los famosos pescadores zancudos viven más de cobrar por las fotografías de los viajeros que de pescar, tratar de avistarlos se convierte en toda una aventura, ya que además van cambiando de sitio. Explora la zona de Unawatuna, especialmente la playa de Koggala, y toma esa preciado fotografía. Aunque te cueste 300 rupias.

¿A qué esperas? ¡Encuentra tu hostel en Unawatuna!

21. El encanto de Fort Galle

Dicen que los portugueses llegaron a Sri Lanka en 1505 de camino a Maldivas. Fue una llegada accidental seguida del canto de un gallo que daría la idea de llamar Galle a su primer asentamiento. Más de quinientos años después, Galle sigue franqueada por murallas alcanzadas por tortugas y de una magia especial gracias al encanto del pueblo de Fort Galle, colmado de restaurantes románticos y galerías de arte. Todo ello sin olvidarnos de un famoso faro atemporal convertido en un icono de Sri Lanka.

¿A qué esperas? ¡Encuentra tu hostel en Galle!

22. Avista (y respeta) los animales

Entre la increíble vegetación de Sri Lanka viven algunos de los animales más maravillosos del planeta. Y llegar a velos puede llegar a ser una de las mejores cosas que hacer en Sri Lanka. Algunos donde puedes hacerlo son: tortugas en Hikkaduwa, elefantes en Uda Walawe, leopardos en Yala y ballenas cerca de Mirissa. Antes de contratar actividades que prometen ver los animales (siempre en libertad) asegúrate de que estas asociaciones no interfieran con ellos y sus rutinas (por ejemplo, ofrecerles comida para que se acerquen).

¿Has estado en Sri Lanka? ¿Hay algo que te gustaría añadir a esta lista de cosas que hacer en Sri Lanka? ¡Escríbenos en los comentarios!

 

Share The World!
INSTAGRAM
EMAIL
Facebook
Facebook
GOOGLE
GOOGLE
/blog/que-hacer-en-sri-lanka/?lang=es
Youtube

Sobre el autor

Mariona Valencia

♊️☀️♓️🌙♏️⬆️ Some call me Mariona, others call me #HostelworldInsider because I'm a Social and Content Executive at Hostelworld. On my insta @marionavalencia I pretend I like to travel so that I don't lose my job.

Inspírate

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos marcados con un * son obligatorios. Los campos obligatorios están marcados con *

Aplicaciones de Hostelworld para móviles

Reserve sobre la marcha con las nuevas aplicaciones móviles de Hostelworld.

Download on App Store Download on Play Store

Busca y reserva desde cualquier sitio, más de 33.000 propiedades en más de 170 países.