Ruta por Sudáfrica: desde Johannesburgo hasta Ciudad del Cabo

Ruta por Sudáfrica: desde Johannesburgo hasta Ciudad del Cabo

Sudáfrica es uno de esos países de los que te enamoras inmediatamente y de los que es difícil marcharse sin derramar una sola lágrima. Lo que llaman el “fin del mundo más bonito del planeta” deja huella, y mucha.
De los 3200 km que van desde Johannesburgo a Ciudad del Cabo (algo más si te desvías a ver cosas de vez en cuando), ni una sola parte de la ruta tiene desperdicio. Nada más recorrer los primeros kilómetros, la diversidad de sus paisajes te dejará boquiabierto y si decides alguilar un coche no vas a querer parar a cada rato para capturar cada momento 📸 y disfrutar cada instante.

Pero sabemos que Sudáfrica puede ser peligroso. Por eso te recomendamos recorrerlo con Bazbus. Un servicio de microbuses que ¡incluso los lugareños usan!, Con capacidad para 20, viajan en ambos sentidos desde Ciudad del Cabo a Johannesburgo (Wi-Fi a bordo incluida). Simplemente tienes que acordar con anticipación con el conductor las paradas que deseas hacer durante tu ruta y solo pagarás por el número de paradas que hagas. ¿Y qué es lo mejor de BazBus? ¡Que te recogen en la puerta de tu hostel!

En dos semanas puedes hacer perfectamente seis paradas, pero obviamente, ¡cuanto más, mejor! Si tienes tiempo, ¡haz cada parada en la ruta! No exageramos si te decimos que podrías pasar años explorando este maravilloso país y siempre descubrirías cosas nuevas. Vamos, que Sudáfrica lo tiene todo: desiertos, dunas, vida salvaje, ciudades súper animadas, pueblos llenos de tradición, románticas calas, playas paradisíacas, una costa salvaje que te encantará y mil emociones que dispararán tu adrenalina a niveles insospechados. ¡Todo lo que este país puede ofrecer es sencillamente increíble!

Si quieres saber cuáles son los lugares que visitar en Sudáfrica que más nos han gustado, ¡sigue leyendo! ¡Somos Bolle y Marco, y estamos aquí para guiarte!

1. Johannesburgo

En este momento Maboneng es de barrio de moda de Johannesburgo. Es una zona muy animada donde encontrarás un montón de cafés, galerías, tiendecillas súper cool y gente joven con un gran gusto por la moda y el diseño.


Otro lugar que seguro que te llamará la atención es Braamfontein. Aquí cada sábado se celebra el conocido Neighbourgoods Market, un mercado en el que podrás disfrutar de la música de los DJ, una terraza con vistas sobre el barrio, deliciosos platos del mundo y una atmósfera urbana muy guay. Una experiencia multicultural increíble.


Nuestro consejo: Si quieres saber más sobre la historia del país, no te pierdas uno de los tours guiados por el área de Soweto. Podrás hacer una paradita en el Museo Héctor Pieterson y ver la casa en la que vivió Nelson Mandela.

Un hostel: Si te quieres quedar a dormir, nosotros te recomendamos especialmente el Curiocity Backpackers Hostel, ¡en pleno Maboneng!

2. Drakensberg

El auténtico viaje empieza aquí. Si tienes ganas de salir y estar en contacto con la naturaleza, no pierdas la oportunidad de visitar Drakensberg durante un par de días. La inmensidad del entorno y sus majestuosas montañas son una pasada. Además, la mayoría de hostels de la zona también ofrecen visitas guiadas al Reino de Lesotho y a las Cataratas de Tugela.


Otra excursión que no defrauda es la del Parque Nacional Royal Natal. Aquí podrás explorar los increíbles miradores, cascadas, pozas y muchos otros atractivos del parque. La entrada es una auténtica ganga, a menos de 2,5€ por persona.

Nuestro consejo: ¿Sabías que en Lesotho está el pub más alto del mundo? Para llegar tendrás que subir en 4×4 y cruzar por el legendario Paso de Sani. La recompensa: unas vistas que son de otro mundo.

Un hostel: Quédate a dormir una o dos noches en Karma Backpackers

3. Coffee Bay

A medida que nos acercamos a la costa, el paisaje comienza a volverse más y más escarpado (¡con razón a esta parte de KwaZulu-Natal la llaman la “Costa Salvaje”!). Es como si hubieran cogido un poquito de Irlanda y un poquito de Sudáfrica y los hubieran mezclado en Coffee Bay, un rincón del mundo a orillas del océano lleno de formaciones rocosas y acantilados, pequeñas cabañas tradicionales y calas paradisíacas. Incluso los viajeros suelen quedarse más tiempo aquí porque les encanta, como nos pasó a nosotros.

Coffee Bay tiene varios lugares interesantes que visitar. No te puedes perder una excursión a “the Hole on the Wall”, un lugar cuyos paisajes te harán valorar lo importante que es el camino y no tanto el destino. Aprovecha y pasa la tarde con los lugareños disfrutando de la buena comida, la música y el baile. Créenos, vale la pena.

Nuestro consejo: si visitas Sudáfrica entre junio y octubre, tendrás la oportunidad de ver infinidad de delfines y ballenas desde la costa.

Un hostel: Si quieres conocer a otros mochileros del mundo, alójate en el Coffee Shack Hostel y ponte cómodo al calor de una hoguera mientras te tomas un Savanna Dry bien fresquito al atardecer. No dejes pasar la oportunidad de practicar surf apuntándote a una de las clases que ofrece el propio hostel a un precio estupendo. ¡Recomendable 100%!

4. Chintsa

Dicen que los mejores perfumes vienen en frascos pequeños, así que si buscas un frasco que esté lleno de infinitas playas de arena blanca, ¡Chintsa es el lugar perfecto para ti! Este remanso de paz está situado en la desembocadura del río Chintsa y su población de menos de 1800 habitantes hacen de él un lugar pequeño y tranquilo, con una vegetación tropical exuberante, plataneros salvajes y una playa de arena fina. Además, al estar a orillas del océano Índico, el agua en esta zona está más caliente que las frías aguas del Atlántico en Ciudad del Cabo.

Un hostel: Alquila una tabla de surf y un neopreno en el Buccaneers Backpackers hostel y ve al mar a cazar unas cuantas olas.

5. Jeffreys Bay

Si vas en busca de la ola perfecta, en “Jaybay” (nombre con que se conoce coloquialmente a este lugar) la tendrás garantizada al 100%. Cada año miles de surferos se dan cita en Jeffreys Bay para cabalgar unas cuantas olas, entre ellos algunos profesionales a los que les gusta surfear los míticos supertubos de 800 metros de largo y que pueden alcanzar los 3 metros de altura, ¡una auténtica locura! Además en Jeffreys Bay se celebra el “JBay Winter Fest”, un festival que gira en torno al deporte y la música, ¡y en el que por supuesto el surf ocupa un lugar muy importante!

Un hostel:  quédate a dormir en el Island Vibe Hostel. Tendrás la posibilidad de hacer Sandboarding, es decir, surf sobre la arena. ¡Tírate por las dunas con una tabla a tus pies y disfruta de unas vistas espectaculares!

6. Parque Nacional de los Elefantes de Addo

¿Te apetece dar una vuelta en coche para ver elefantes, cebras, ñus y hienas? Si es así, dirígete al Parque Nacional de los Elefantes de Addo. La entrada solo cuesta 12€ y te permite recorrer el parque en coche para observar los animales salvajes. Aunque no tengan ninguna jirafa, la experiencia no deja de ser súper emocionante.


Nuestro consejo: ¡no te olvides los prismáticos! Así podrás ver los animales salvajes a distancia y no los ahuyentarás al acercarte con el coche. La mayoría de ellos se ven con más facilidad a primera hora de la mañana o a última de la tarde, y también cerca de las charcas.

7. Parque Nacional Tsitsikamma

¡Este entorno natural es una pasada! Si a estas alturas todavía no te has enamorado de Sudáfrica, no podrás resistirte al encanto de este lugar. Visitar el Parque Nacional Tsitsikamma es una de esas cosas que tienes que hacer sí o sí cuando estás recorriendo la costa. El entorno lo tiene todo: la brisa fresca del mar, acantilados escarpados, verdes laderas, el agua turquesa del océano y también algunos lugares súper interesantes.

Entre ellos se encuentra un puente colgante de 77 metros de largo sobre la desembocadura del río Storm con un sendero al final que te lleva a un mirador increíblemente bonito. ¡Y lo mejor es que subir no te llevará más de 20 minutos!

Nuestro consejo: no te pierdas la “Ruta de las Cascadas”, un recorrido que lleva menos de 90 minutos por trayecto. La entrada al parque cuesta menos de 6€ por persona.

8. Puente Bloukrans

¿Eres un adicto a la adrenalina? Entonces no te pierdas la oportunidad de saltar desde el Puente Bloukrans, el más alto de toda África con una altura total de 216 metros desde el puente al fondo del valle. En el momento en que estés ahí de pie, al borde de la plataforma contemplando la profundidad del barranco… créenos… ¡tu cuerpo pondrá el piloto automático! Eso sí, después todo pasa muy deprisa y antes de que te des cuenta estarás arriba de nuevo con ganas de repetir. Cada salto cuesta menos de 60€, y por solo 15-20€ más también te puedes llevar fotos y vídeos de tu proeza.

9. Valle de la Naturaleza

Nada más alejarte del Puente Bloukrans te adentrarás en el llamado Nature’s Valley o Valle de la Naturaleza, donde nosotros decidimos pasar un par de noches en una tienda de campaña. El lugar es ideal para relajarse y tiene una playa absolutamente increíble donde solo querrás tumbarte y desconectar.

10. Oudtshoorn

Oudtshoorn es mucho más que un montón de granjas de ostras. De hecho, llegar hasta aquí ya es de por sí un auténtica maravilla. Notarás que a medida que te alejas de la costa el entorno empieza a parecerse un poco al interior de Australia, un área conocida como “Little Karoo”.


Nuestro consejo: No dejes de dar una vuelta en coche por el Paso de Robinson, un paso de montaña con infinidad de curvas y obstáculos que merece la pena recorrer. ¡Ah! Y tampoco te pierdas la oportunidad de visitar uno de los muchos criaderos de ostras que hay en el propio Oudtshoorn.

11. Mossel Bay

Mossel Bay es considerada por algunos como el “patito feo” de la Ruta Jardín, ¡pero nosotros discrepamos totalmente! Es un pueblo la mar de chulo, tranquilo y en el que puedes hacer un montón de cosas, como relajarte en la playa, disfrutar de la buena comida o sorber un delicioso café con leche.

Nuestro consejo: no dejes de visitar The Blue Shed Coffee Roastery. Tiene una zona exterior que te encantará y una ubicación que no está nada mal. El local en sí parece como si lo hubieran montado en un par de días, pero curiosamente todo encaja a la perfección. Sus brownies de chocolate están deliciosos y el café… es difícil de describir con palabras. ¡Simplemente divino!

SantosExpress Train Lodge, @giumorizine

📷 @giumorizine

Un hostel: Duerme en un vagón de tren (sí, hablamos del Santos Express Train)

12. Reserva Natural de De Hoop

Las increíbles dunas de la Reserva Natural de De Hoop, situadas entre Mossel Bay y la Reserva Natural de Cabo das Agulhas, fueron sin duda una de las cosas que más nos gustó de Sudáfrica. El viaje en carretera por esta parte de Sudáfrica es una auténtica gozada por los paisajes que atraviesa. Es como estar en un arenero gigante para niños que te llevarías a casa como souvenir (¡si pudieras, claro!).


Nuestro consejo: Si tienes tiempo suficiente haz una excursión por la “Ruta de las Ballenas”, uno de los mejores lugares para ver ballenas desde la costa. Nosotros tuvimos la suerte de ver durante casi 30 minutos una ballena que no paraba de entrar y salir del agua con su enorme cola.

13. Cabo das Agulhas

Como no podía ser de otro modo, el famoso “punto más meridional de África” es otra parada obligatoria en tu viaje. La carretera llega hasta un faro en el que empieza una ruta corta y estrecha (de hecho nosotros no lo llamaríamos “ruta” sino más bien sendero) que llega hasta el “Pie de África”, un rincón conocido por ser el lugar en que se encuentran los dos océanos: Atlántico e Índico.


Nuestro consejo: aléjate un par de kilómetros y podrás ver en la orilla algunos buques naufragados que reposan en la arena, como el Meisho Maru 38 que quedó encallado tras una fuerte tormenta en noviembre de 1982. ¡Si hace buen tiempo podrás sacar unas fotos espectaculares!

14. Hermanus

Hermanus es un pueblecillo con mucho encanto situado en plena costa. Aquí encontrarás un montón de alojamientos, bares, restaurantes, supermercados y pequeñas tiendas con un ambiente muy familiar que te hará sentir como si estuvieras en un resort al lado del mar. El agua verdeazulada del Atlántico, el cielo azul, la escarpada costa, la brisa fresca… Hermanus es todo esto y mucho más.


El pueblo es uno de los mejores lugares del mundo para ver ballenas, especialmente a partir de junio y julio, cuando las ballenas australes y jorobadas llegan del Atlántico para aparearse y dar a luz. La mayoría se quedan en la zona hasta diciembre.

Nuestro consejo: dedícale un par de horas a recorrer el conocido “Cliff Path”, una encantadora ruta que bordea la costa y cuyo paisaje es impresionante.

15. Muizenberg

Muizenberg es sin duda uno de nuestros lugares favoritos de Sudáfrica. A pesar de que no tiene gran cosa (más allá de un supermercado, algunas escuelas de surf, y un par de pequeños restaurantes y cafeterías), es un lugar con mucho encanto donde todo gira en torno al surf y el kitesurf. Por unos 15-20€ al día podrás alquilar una tabla y un neopreno en alguna escuela de surf, como Gary’s Surf School o Surf Emporium. ¡Ah! Y no te pierdas sus famosas casetas multicolor repartidas por la playa.


Nuestro consejo: en el Blonde&Beard Café preparan un café y unos desayunos estupendos. Se está tan bien, que nosotros nos llegamos a pasar horas e incluso el día entero allí. Sus propietarios son súper majos y a la segunda vez que vas ya se acuerdan de lo que quieres tomar.

16. Chapman’s Peak Drive

Tras dejar atrás Muizenberg llegarás a Simon’s Town, con sus pingüinos, y al Cabo de Buena Esperanza, que como ya te imaginarás son dos paradas obligatorias en la ruta (no entraremos en más detalles porque creemos que son lugares lo suficientemente conocidos). Otro lugar del que probablemente hayas oído hablar es la carretera que va al Pico de Chapman (del inglés Champan’s Peak Drive), pero en caso de que no te suene, ¡ni se te ocurra perdértela!

Probablemente sea una de las carreteras más bonitas del mundo, con vistas que te dejarán sin respiración en cada esquina hasta llegar al Cabo de Buena Esperanza. La belleza del paisaje sudafricano en esta zona es apoteósica.

17. Ciudad del Cabo

Ciudad del Cabo es una metrópolis única y llena de vida de la que prácticamente podríamos escribir un libro entero. Es tan diversa como Sudáfrica en sí y todo en ella nos encanta, desde Tafelberg, Waterfront o Camps Bay hasta su gran número de mercadillos y cafés, pasando por su variadísima gastronomía y sus noches llenas de color.

Una de las cosas que más nos gustó fue subir a Tafelberg desde el Jardín Botánico de Kistenbosch, así como el Neighbourgoods Market de Woodstock. Y ver el atardecer desde Signal Hill en Lion’s Head también es algo espectacular. Luego déjate llevar y disfruta de la ciudad a tope, ¡merece la pena!


Nuestro consejo: Los autobuses de la compañía MiCiTi van a cualquier parte dentro de un horario establecido; son modernos, económicos, y una forma estupenda de explorar la ciudad en vez de coger taxis continuamente. Otra opción estupenda y fácil para moverse por la ciudad es UBER.

Un hostel: The B.I.G. ¿Por qué? Pues porque es el mejor hostel de toda África. No lo decimos nosotros, sino las reseñas de millones de usuarios de Hostelworld en la pasada edición de los Hoscars!

Sobre los autores:

Somos Bolle y Marco, y llevamos viajando por el mundo desde hace un año. Si quieres saber más sobre Sudáfrica, hazte con nuestra guía de viaje de 290 páginas y organiza tu aventura al “fin del mundo más bonito del planeta”. Podrás planear una ruta personalizada que se adapte exactamente a lo que tú quieras visitar. Y si necesitas más información, rutas, fotos y vídeos sobre Sudáfrica, visita nuestro blog “Komm’ wir machen das einfach” (que en español sería algo así como Vamos, te lo pondremos fácil).

¡Guarda este post en tu Pinterest! 📌

que visitar en sudafrica

Share The World!
INSTAGRAM
EMAIL
Facebook
Facebook
GOOGLE
GOOGLE
/blog/ruta-por-sudafrica/?lang=es
Youtube

Sobre el autor

Silvia Cornejo

Catadora de Helados. Cantante profesional de Karaoke. Viajera empedernida. Soñadora full time. Bloguera part time. Instagram: @silcornejo

Inspírate

One Response to “Ruta por Sudáfrica: desde Johannesburgo hasta Ciudad del Cabo”

  1. Ricardo A Orbegoso Responder

    Hola podrias decirme como viajaron de Drakensber a coffe bay, gracias, estamos viajando a sudafrica y quermeo ver la posibilidad de hacer tu ruta,
    Ricardo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos marcados con un * son obligatorios. Los campos obligatorios están marcados con *

Aplicaciones de Hostelworld para móviles

Reserve sobre la marcha con las nuevas aplicaciones móviles de Hostelworld.

Download on App Store Download on Play Store

Busca y reserva desde cualquier sitio, más de 33.000 propiedades en más de 170 países.