Viajar en bici: un estilo de vida

Viajar en bici: un estilo de vida

Somos Leticia (27) y Nicolás (32), una pareja argentina que desde enero de 2015 comenzamos a vivir viajando en bicicleta. Hasta el momento hemos recorrido parte de Argentina, Chile y Uruguay. Convertimos el viajar en nuestro estilo de vida actual. En esta nota te invitamos a conocer de qué se trata vivir viajando en bicicleta.

Vivir viajando: nuestro estilo de vida

Viajar viajando por Sin rumbo y a pedal

Fuimos criados en un sistema donde el calendario y el reloj diseñaban monótonamente los días cargados de obligaciones. Ya de adultos la rutina laboral era el eje vertical que disponía a su criterio los horarios libres para realizar otro tipo de actividades. Teníamos una vida simple y tranquila como la de muchísimas otras personas. No padecíamos necesidades económicas y, al parecer, nuestro futuro estaba posiblemente asegurado. Todo estaba equilibrado pero algo dentro nuestro no nos llenaba.

Nico tenía el sueño de hacer un viaje largo en bicicleta y yo quería viajar sin límite de tiempo. Decidimos probar un nuevo estilo de vida y comenzamos a vivir viajando utilizando como medio de transporte la bicicleta.

De a poco fuimos aprendiendo que vivir viajando es muy diferente a estar de vacaciones; que uno puede ser feliz y sentirse pleno con los pequeños momentos de la vida; que para estar bien no es necesario tener muchas cosas materiales; que se puede ir trabajando en el camino para costear los gastos; que vivir de este modo es mucho más económico que hacerlo en una ciudad fija; que la bicicleta puede ser un excelente medio de transporte; que el día a día puede dejar de ser rutinario y convertirse en una incógnita permanente; que los días ya no son marcados por el calendario sino por los momentos vividos y las experiencias adquiridas; que hay varias maneras de vivir; que existen muchas culturas –incluso en un mismo país-; que cada día uno puede conocerse a sí mismo un poco más…

Viajar en bicicleta

Viajar en bicicleta implica ir lento, disfrutando del instante que te regala el camino. Cuando uno pedalea los sentidos parecen maximizarse para permitirte vivir cada pequeño detalle: aromas, paisajes, sonidos…

Decidimos comenzar a pedalear nuestro país para luego recorrer el resto de América Latina y, quién sabe, quizá, algún otro continente. Lo hacemos sin un rumbo fijo, eligiendo, poco a poco, para dónde continuar.

Nos gusta viajar lento porque creemos que es una de las mejores formas de conocer, de toparse con lo autóctono, de llegar a lugares que de otra forma quizá pasaríamos de largo. Nos satisface sentir que todo eso que conocemos lo hacemos gracias a nuestro esfuerzo físico –y mental-. No nos importa si pedaleamos 50, 70 o 100 km por día; sólo deseamos disfrutar del camino y aprender de él.

Pedaleando lento se disfruta del camino

Cuando comenzamos nuestro viaje no teníamos mucho entrenamiento, lo fuimos adquiriendo de a poco. Aprendimos a conocer nuestro cuerpo y rendimiento. Nos dimos cuenta que el entrenamiento mental es tan o más importante que el físico: muchas veces fueron nuestros pensamientos los que nos permitieron o nos pusieron trabas para avanzar. Las grandes subidas, los vientos en contra muy fuertes o el calor agobiante de verano son los mayores obstáculos con los que nos enfrentamos.

Obsequios del camino

Los paisajes también son un obsequio

Uno de los regalos más lindos que nos da el camino es la posibilidad de conocer personas de diferentes lugares del mundo y aprender un poquito de todos ellos. En estos 13 meses de viaje hemos conocido culturas, idiomas, paisajes, experiencias, estilos de vida, creencias, rituales, jergas, costumbres; todo gracias al encuentro con personas –bien diferentes y únicas- de distintas partes del mundo y dispuestas a compartir con nosotros un poquito de su vida.

Uno de los lugares donde tenemos la oportunidad de interactuar con viajeros de distintos países es durante nuestra estadía en los hostels. Los espacios comunes de este tipo de alojamiento nos permitieron compartir momentos muy amenos con personas que nunca antes habíamos visto. Cada uno trae su historia, su forma de ser, su cultura, sus creencias, su estilo de vida. El hostel no es sólo un alojamiento económico y confortable sino más bien una de las posibilidades de conectarnos con la parte más linda que nos regala el camino: cada persona y todas sus vivencias más puras que desea compartir con nosotros. Estamos convencidos que cada persona con la que el camino nos cruzó –y nos cruza a diario- tiene algo que enseñarnos y/o aprender de nosotros.

Los sueños existen para ser vividos

Leticia y Nicolás de Sin Rumbo y a Pedal

Cuando uno desea realmente algo tiene que poner todo de sí para que suceda. Lo más fácil es decir “no puedo”, “eso es imposible”, “no depende de mí”, “si pudiera lo haría…”, “ya estoy grande”, etc. Los miedos propios –y ajenos- nos ponen trabas internas que posponen nuestros sueños eternamente; hay que intentar darnos cuenta que eso no nos lleva a ninguna parte. La vida es una sola y hay que vivirla. Es preferible intentarlo –aunque nos equivoquemos- que quedarnos esperando a ver qué hubiese sucedido.  Sea cual sea, pequeños o grandes sueños, son para ser vividos y sólo depende de uno.

Por mi parte nunca hubiese imaginado que podía viajar en bicicleta y pedalear tantos kilómetros. Nunca hice mucho deporte y al momento de comenzar a planificar el viaje ni siquiera tenía bicicleta. Creía que mi cuerpo no estaba capacitado físicamente para realizarlo. Con el tiempo me di cuenta que las trabas e impedimentos que tenía los generaba yo misma por el miedo al “no voy a poder”. Hoy cada vez que dudo de mi misma recuerdo la cantidad de kilómetros que llevo pedaleados y me doy cuenta que sí puedo. Estoy convencida que uno debe animarse e intentarlo y si realmente lo desea será más fácil lograrlo.

Si querés conocer un poquito más nuestra historia y experiencias a pedal te invitamos a que visites nuestro sitio web sinrumboyapedal.com o nuestra página en Facebook.

Si te ha gustado este artículo puede que te interese:

9 Mochileros que despertarán tu pasión por viajar 

 

Share The World!
INSTAGRAM
EMAIL
Facebook
Facebook
GOOGLE
GOOGLE
/blog/viajar-en-bicicleta-un-estilo-de-vida1/?lang=es
Youtube

Sobre el autor

Inspírate

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos marcados con un * son obligatorios. Los campos obligatorios están marcados con *

Aplicaciones de Hostelworld para móviles

Reserve sobre la marcha con las nuevas aplicaciones móviles de Hostelworld.

Download on App Store Download on Play Store

Busca y reserva desde cualquier sitio, más de 33.000 propiedades en más de 170 países.