Hostelworld.com
×
Kiel : of 2 Hoteles available

2 Hoteles en Kiel, Alemania

Disponible
  • ¿Cuándo quiere alojarse en Kiel?
  • Buscar disponibilidad & precios
  • Precio
  • Puntuación
  • Distancia
  • Nombre
LESS
Promedio de precio por noche - USD
Cerrar
PUNTUACIÓN GENERAL DE LA PROPIEDAD
Cerrar
Cerrar
Cerrar
  • Mostrar más Mostrar menos
Cerrar
Cerrar
Tienes filtros activos - Borrar todo
Le mostramos propiedades con una calificación de 7 o superior. Haz clic aquí para ver todo
Hotel

Basic Hotel Ostseehalle

Hotel
1.5km desde el centro - Mostrar en el mapa
8.4
Estupendo 34
  • Ubicación perfecta
  • Personal fantástico
  • Limpieza excelente
WiFi Gratis
Desayuno gratis

Located next to the Sparkassenarena and the shopping street Holstenstrasse, the Basic Hotel Ostseehalle is the perfect choice for your stay in Kiel. Relax in our bright and modern rooms, comfortably e... más...

Continuar
Hotel

Nordic Hotel am Kieler Schloss

Hotel
1.2km desde el centro - Mostrar en el mapa
8.3
Estupendo 9
  • Excelente ubicación
  • Personal extraordinario
  • Limpieza excelente
WiFi Gratis

Located in the heart of the old town of Kiel, the Nordic Hotel am Kieler Schloss welcomes you with modern flair and comfortable rooms. It is the ideal place to stay for your sight seeing trip, and bei... más...

Continuar
Nos hay resultados. Por favor, cambie las fechas o refine los filtros.

Tenemos 2 hoteles en Kiel con una puntuación media de 8.2 basada en 256 reseñas 2 de propiedades 2 disponibles en Kiel

Sobre Kiel

Kiel es una ciudad portuaria del noreste de Alemania, en la costa báltica. Alberga el canal artificial más transitado del mundo, el canal de Kiel, que une el Mar del Norte con el Mar Báltico. Muchas de las principales atracciones de la urbe, incluido el gran puerto, son de temática náutica. Su elevada población estudiantil favorece su fascinante vida nocturna, pero si no te apetece ir de marcha, también hay un animado ambiente durante el día. Los verdes jardines botánicos son un lugar tranquilo para pasear tras una mañana explorando los bulliciosos muelles.

Los hostels en Kiel cuentan con dormitorios y habitaciones privadas. Podrás pasar la noche en un lugar contemporáneo en el casco antiguo, en un acogedor establecimiento cerca del puerto, o en un alojamiento de ambiente relajado con vistas a la ciudad. Puedes ir andando desde la mayoría hasta centros de transporte como la estación de tren y las terminales de ferri, y dispondrás de fácil acceso a tiendas y museos. ¿Te gusta empezar bien el día? Busca un hostel en Kiel que incluya desayuno, que va desde té con tostadas hasta bufé completo.

El corazón de la ciudad es el casco antiguo. Allí encontrarás bares y clubs, así como tiendas en la calle principal, Holstenstrasse, y en Dänische Strasse, de finales del siglo XIX. Gaarden, en la zona este del puerto, es un distrito multicultural con cantidad de espacios verdes. El centro urbano sufrió grandes daños al ser bombardeado repetidas veces durante la Segunda Guerra Mundial, pero la mayoría de áreas residenciales sobrevivieron. Si te queda tiempo, date un paseo por Düsternbrook, un barrio del siglo XIX donde verás imponentes edificios gubernamentales rodeados de frondosos árboles.

La iglesia de San Nicolás es uno de los pocos edificios medievales que quedan en la ciudad. Sus vistosos muros de ladrillo rojo y su alto tejado verde le dan un aspecto impresionante. ¿Quieres disfrutar de unas vistas panorámicas? Sube hasta lo alto de la torre del ayuntamiento (Rathaus). Podrás admirar enormes esqueletos de ballena en el Museo Zoológico de la Universidad de Kiel, o arte de vanguardia en el Kunsthalle Kiel. En la urbe se celebran varios festivales: Kiel Week, en junio, es el más famoso. En él, cientos de naves históricas atracan en el puerto, y se organizan carreras de barcos, espectáculos callejeros y música en directo.

Aunque Kiel cuenta con su propio aeropuerto, solo alberga aviones pequeños, así que la mayoría de visitantes vuelan al Aeropuerto de Hamburgo-Fuhlsbüttel, a 90 km de distancia. Desde allí, puedes pillar un bus (1,5 horas) o un tren (2 horas) hasta la ciudad portuaria. También hay autocares directos desde Berlín que tardan 6 horas. Una vez aquí, desplázate en autobús urbano, en ferri o a pie.