Hostales en Natal

5 Hostales y otros alojamientos en Natal, Brasil
Ordenado por nuestro algoritmo orgánico y sin comisiones.

Acerca de Natal

Natal es una encantadora ciudad brasileña famosa por sus increíbles playas que atraen a todo tipo de visitantes (tanto nacionales como de todo el mundo), los cuales vienen para disfrutar del surf, la arena y el marisco. Aquí, un día típico termina con un mojito en un bar de la playa y tostándote bajo un sol espléndido. ¿No te parece el plan perfecto? Además, también hay algo de historia por descubrir: fundada por los portugueses en el siglo XVI, Natal tiene algunas muestras de arquitectura colonial y hay un par de museos más que interesantes.

Alójate en un hostel en Natal con un toque artístico, donde te recibirán con una buena caipirinha gratuita, o ¿quizás prefieres un establecimiento tropical con exuberantes plantas procedentes de todo Brasil? También hay un hostel  con bar y habitaciones con baño que queda a pocos pasos de la playa. La mayoría de hostels en Natal cuentan con apacibles espacios exteriores con sillas y mesas, donde podrás tomarte tranquilamente tu desayuno gratuito, que acostumbra a incluir café, pasteles, fruta fresca e incluso un cuscús típico de la zona.

El barrio más popular de Natal es Ponta Negra, una zona de playa con enormes dunas y olas magníficas para practicar deportes acuáticos. También es el lugar donde encontrar la marcha nocturna, los restaurantes de marisco y los rústicos chiringuitos de playa. ¡Lo tiene todo! Una de las partes históricas de la ciudad está en la desembocadura del río Potengi, donde se sitúa el Forte dos Reis Magos, una fortaleza del siglo XVI en forma de estrella con cañones, cuarteles y una capilla. Y si te gusta visitar museos, en Cidade Alta (el casco antiguo) podrás visitar tantos como quieras.

Las playas son el principal atractivo de Natal. Si te va la aventura, debes ir a Genipabu y lanzarte en buggy a gran velocidad por las dunas. ¡Vaya subidón de adrenalina! En la playa de Ponta Negra puedes alquilar tablas de surf y de pádel. A unos 15 km al sur de Ponta Negra podrás ver el árbol de anacardos más grande del mundo, con unas ramas que se extienden a lo largo de centenares de metros (seguro que va a recibir cientos de likes en tu Instagram).

El Aeropuerto de Natal está en São Gonçalo do Amarante, a unos 35 km al oeste de Ponta Negra. La manera más rápida de llegar a la ciudad es en taxi (el autobús tarda 2 horas, tendrás que hacer varios cambios y, además, tiene muchas paradas). También tienes la opción de compartir un monovolumen, aunque deberás reservarlo con 3 horas de antelación. Los buggies de playa son uno de los medios de transporte más habituales para moverte por la costa de Natal, incluso para los viajes largos.

Preguntas frecuentes

Otros lugares de Brasil