Hostales en Rostock

2 Hostales y otros alojamientos en Rostock, Alemania
Ubicación
Llegada
Salida
Personas

Cancelación gratuita. Reserva con más de 2 días de antelación para optar a cancelación gratuita

Mostrar:
calendar-confirmation
Opciones de reserva flexible y cancelación gratuita disponibles.
Ordenado por nuestro algoritmo orgánico y sin comisiones.

Acerca de Rostock

Rostock es una pintoresca ciudad portuaria en la costa norte de Alemania, situada justo en la desembocadura del río Warnow. Esta población te cautivará por la tranquilidad que transmiten las pequeñas embarcaciones de pesca meciéndose en el puerto Alter Strom, pero también te deslumbrará con sus coloridas fachadas. ¿Por qué no te pasas por la plaza Neuer Markt y lo compruebas? Además, Rostock es conocida por su arquitectura histórica, ya que alberga una universidad fundada en 1419 y multitud de edificios góticos. Aquí incluso podrás darte un chapuzón en su playa de arena blanca bañada por el Báltico. ¿Quién dijo frío?

Hay hostels en Rostock repartidos por toda la ciudad, desde el paseo marítimo hasta el animado centro urbano. Puedes reservar una habitación en un edificio centenario con terraza y un gran comedor compartido justo al lado de Neuer Markt. También encontrarás un hostel en Rostock con un toque moderno y ubicado cerca de la playa, si lo que prefieres es respirar la brisa oceánica. ¿Y para empezar el día? Un buen desayuno gratuito, ¡y a lanzarse a la piscina de tu hostel en Rostock o a echar una partida al billar con otros viajeros!

El centro de Rostock, o Stadtmitte, está justo al sur del estuario Unterwarnow. Aquí se encuentra la bulliciosa plaza Neuer Markt, donde podrás probar comida típica, como una deliciosa y humeante salchicha bratwurst. El barrio cuenta con muchos lugares de interés, como la iglesia gótica Marienkirche, con su famoso reloj astronómico del siglo XV, o el Rathaus (ayuntamiento) de color rosa. ¿Te gusta envolverte en un ambiente pesquero tradicional? No dudes en visitar Warnemünde, el barrio del puerto, donde te esperan paseos a orillas del agua repletos de cafeterías y restaurantes.

¿Quieres chuparte los dedos? Atraviesa la Mönchentor, una de las cuatro puertas medievales de acceso a la ciudad que aún siguen en pie. Pon rumbo al muelle de Stadthafen y siéntate a probar la captura del día en algún restaurante con vistas al puerto. Y si quieres pasar a otro destino marítimo, súbete a un autobús o tranvía en el centro de Rostock y visita Warnemünde. En este barrio residió el pintor expresionista noruego Edvard Munch, cuya casa es ahora un museo. Acércate a su playa de 15 km de extensión. ¿Ves el faro? Súbete y disfruta de unas vistas panorámicas alucinantes.

Puedes llegar a Rostock en tren, avión o barco. El Aeropuerto de Rostock-Laage recibe vuelos nacionales e internacionales. En la terminal de llegadas, sube al autobús 127 y llegarás al centro en unos 35 minutos. Si vienes de Finlandia, Dinamarca, Suecia o Letonia, puedes tomar un ferri hasta Seehafen. Desde allí solo tienes un paseo a la estación de tranvía más cercana, con servicios a casi cualquier parte de la ciudad.

Preguntas frecuentes

Otros lugares de Alemania