Hostales en Zermatt

3 Hostales y otros alojamientos en Zermatt, Suiza
Ubicación
Llegada
Salida
Personas

Cancelación gratuita. Reserva con más de 4 días de antelación para optar a cancelación gratuita

Mostrar:

Ordenado por nuestro algoritmo orgánico y sin comisiones.

Zermatt Youth Hostel

Hostal - 0.13km desde el centro - Mostrar en el mapa
WiFi Gratis
Desayuno gratis
Covid-19 seguro

The magic of the mountains surrounds you here. All activities take place in full view of the Matterhorn, known here as 'Hore' or 'Horu'. Since it was first conquered more than 150 years ago, this symbol of Switzerland has attracted countless mountaineers...

Leer más acerca de Zermatt Youth Hostel
Formulario de precios €53
Ubicación perfecta
Personal extraordinario
Limpieza fantástica

Hotel Alpina

Hotel - 0.46km desde el centro - Mostrar en el mapa
WiFi Gratis
Desayuno gratis

Welcome to the Hotel Alpina in the village center of carless Zermatt. Our establishment has hosted thousands of visitors from all over the world over many decades. We do not have whirlpools or massage chairs. However, you will find everything you need and...

Leer más acerca de Hotel Alpina
Formulario de precios €65
Ubicación perfecta
Personal extraordinario
Limpieza fantástica

Peaky Riders

Hotel - 1.38km desde el centro - Mostrar en el mapa
WiFi Gratis

Ready to ride the Peaks of Zermatt? Then you’ve come to the right place. We are Zermatt’s first hotel of it’s kind, whereby the guest experience has been completely digitalised. Once reservation is completed, you will be granted exclusive access to our online...

Leer más acerca de Peaky Riders
Formulario de precios €52

Tenemos 3 Hostales en Zermatt con un promedio de puntuación de 9.3 basada en 1,654 reseñas.

Acerca de Zermatt

¡Bienvenido al paraíso de las nieves! Zermatt es uno de los destinos de esquí más aclamados de Suiza, ya que cuenta con 360 km de pistas esquiables. Además, aquí se encuentra el monte Cervino (Matterhorn, en alemán), por lo que esta población es un auténtico sueño para los apasionados de los deportes de invierno. Aun si no tienes intención de escalar ninguna cima, Zermatt te conquistará: es un pueblo precioso lleno de casitas de cuento rodeadas de montañas nevadas, pero que también alberga animados bares donde disfrutar de un cóctel o de un vaso de vino caliente. Cuando no es época de nieve, la ciudad se convierte en un lugar ideal para hacer alguna ruta alpina o practicar ciclismo de montaña y esquí de verano en el glaciar.

Los alojamientos, ubicados en casas de madera tradicionales, están a un paso del centro, así que lo tendrás todo a mano. Hay hostels en Zermatt que tienen terrazas con vistas a las montañas, desayuno gratuito con deliciosos productos típicos suizos e incluso sauna (¡siempre bienvenida después de pasar el día al aire libre!). Si buscas mantenerte en forma, alójate en un hostel en Zermatt con espacios para guardar material deportivo, pero si quieres comer bien, mejor busca uno con bar o restaurante propio.

Zermatt es una localidad relativamente pequeña, así que la mayoría de restaurantes, tiendas y bares están situados en la calle principal, Bahnhofstrasse. La zona de la estación de esquí está bien comunicada con Gornergrat, la montaña Brienzer Rothorn, la zona del lago Negro (o Schwarzsee) y el Matterhorn Glacier Paradise. Dando un paseo llegarás a Täsch, un pueblo de montaña suizo típico lleno de antiguas casas de madera renovadas.

En Zermatt podrás vivir experiencias únicas, como escalar el famoso monte Cervino (con su peculiar forma) o sobrevolar los Alpes en parapente. Además de las cumbres nevadas, aquí podrás recorrer el Charles Kuonen Hängebrücke, el puente colgante más largo del mundo. Si sientes adoración por la naturaleza, la espectacular garganta del Gorner es de visita obligada. ¡Las rutas sobre el glaciar te dejarán sin aliento! Para recuperarlo, disfruta de una fondue de queso en uno de los acogedores restaurantes de montaña. Por la noche, muchos bares y pubs de esta localidad cobran vida con música en directo y DJs.

Desde Ginebra, puedes venir a Zermatt en tren. El trayecto dura aproximadamente cuatro horas, pero sin duda merece la pena por los increíbles paisajes alpinos que podrás ver durante el recorrido. Si vienes desde otra ciudad europea, la mejor opción es ir hasta Täsch en tren y subir hasta Zermatt en el tren de cremallera. Los coches están prohibidos en esta población, pero también hay taxis eléctricos, autobuses y bicicletas de alquiler que te ayudarán a moverte por la zona.