calendar-confirmation Reserva con más de 2 días de antelación para optar a cancelación gratuita

Pensiones en Brest

1 Pensiones y otros alojamientos en Brest, Francia
calendar-confirmation
Opciones de reserva flexible y cancelación gratuita disponibles.
Ordenado por nuestro algoritmo orgánico y sin comisiones.

Acerca de Brest

Brest, en Francia, se encuentra en el extremo más al este de la región de Bretaña. Su nombre es celta y significa «colina». Brest se caracteriza por su pasado naval y militar, y prueba de ello es que el arsenal militar y el castillo son 2 de los monumentos más importantes de la ciudad. Aunque fue reconstruida tras la Segunda Guerra Mundial, no te puedes perder la oportunidad de viajar al siglo XVII mientras visitas la Rue Saint-Malo. Es muy fácil encontrar un hostel barato en Brest, por lo que no te tendrás que preocupar por tu bolsillo. Para desconectar de vez en cuando durante tu viaje y permanecer en contacto con tu gente sin gastarte una fortuna, elegir un hostel en Brest junto a la playa, con wifi y desayuno gratuito será la mejor opción. ¿Y si quieres conocer gente joven con la que descubrir la ciudad? Prueba a elegir un hostel cerca de la universidad de Brest para estar en tu salsa y conocer a un montón de gente local. ¡No te arrepentirás! Si quieres ver naturaleza, visitar el jardín del conservatorio botánico, el parque de Rives de Penfeld (en el barrio de La Cavale Blanche) y el Vallon du Stangalar (en el barrio de Le Bot) es obligatorio. Para descubrir la historia de Brest, ¿qué mejor que una visita al castillo y a la torre Tanguy? Y para contemplar toda la ciudad sin cansarte, ¡anímate a admirarla desde el teleférico! En Brest hay un montón de restaurantes de todos los orígenes, pero para quienes quieran descubrir la gastronomía local, los crêpes, el pescado y el marisco son algunas de las especialidades que no puedes olvidarte de degustar en esta región francesa. ¡Y no te olvides de visitar la plage des curés! Sus aguas cristalinas de ensueño hacen de este el lugar perfecto para relajarte y hacer un pícnic con un crêpe y una botella de vino. Brest está conectada con el resto de Europa por tren, autobús y avión, de modo que llegar desde ciudades como Barcelona te llevará entre 12 y 18 horas en tren (con un coste aproximado de 130 € ida y vuelta). Otra alternativa es volar desde España a París, desde donde podrás llegar a Brest en tren en unas 3,5 horas, por si prefieres recorrer el país galo mientras disfrutas de las vistas por la ventanilla del vagón.

Otros lugares de Francia